Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

domingo, 27 de noviembre de 2022

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

domingo, 27 de noviembre de 2022

UAGA pide la declaración de zona catastrófica para los olivares de Campo de Belchite, Bajo Aragón y Matarraña

UAGA hace un primer balance de los daños provocados por las nevadas y heladas de la borrasca Filomena en Aragón. Dice que todavía es pronto para conocer el alcance real. No obstante, ya se apunta que los principales daños se han dado en el olivar de Campo de Belchite, Bajo Aragón y Matarraña; y en invernaderos del municipio de Zaragoza y alrededores.

La citada organización profesional agraria pide la declaración de zona catastrófica para los olivares de Campo de Belchite, Bajo Aragón y Matarraña.

UAGA indica que la rotura de las ramas por el peso de la nieve puede provocar la muerte del árbol (en el caso de olivos jóvenes) y una merma productiva de cuatro o cinco años (en los árboles adultos).

Añade que todavía hay cosecha pendiente de recoger, y que en Bajo Aragón y Matarraña los olivos ya se vieron afectados por la borrasca Gloria.

Respecto a los invernaderos de hortaliza (borraja y acelga) se han producido importantes daños en las instalaciones. Ha sido en los municipios de Zaragoza (Peñaflor, Montañana, Santa Isabel y Cogullada), Cuarte de Huerva y Cadrete.

Desde UAGA también se hace referencia a los problemas que han tenido los ganaderos para dar agua y alimento a sus animales. Y cita el coste que supone la alimentación extra en ganadería extensiva (al no poder pastar el ganado).

Los agricultores también están pendientes de los posibles efectos que ha podido tener la borrasca Filomena en caquis y granadas del Cinca Medio y Bajo Cinca, y en cerezos de Calatayud y Valdejalón.

14 de enero de 2021

Otras noticias

Lasca Negra, de Zaragoza, cumple cinco años y muestra más de un centenar de referencias de trufa negra

María Jesús Blanco es la propietaria de Lasca Negra, establecimiento que se presenta como el único de Zaragoza especializado en trufa negra. Dice que “buscar la excelencia y la transparencia, y no utilizar aromas artificiales en los productos de cercanía elaborados con trufa negra fueron los objetivos cuando, hace cinco años, decidí emprender este negocio”. Señala: “Para mí es fundamental que el consumidor tenga toda la transparencia e información posible del producto que va a comprar, y le ayudamos a tener un consumo más responsable”.

La propietaria de Lasca Negra explica que “en este establecimiento fomentamos los alimentos de ámbito local y nos encanta descubrir, a todo el que decide entrar en nuestra casa, los maravillosos productos que tenemos en Aragón, sobre todo la trufa negra, y también en León; yo soy leonesa y en Lasca Negra no pueden faltar los productos de mi tierra”.

María Jesús Blanco recuerda que “Lasca Negra surgió de la necesidad de dar a conocer la trufa negra en un territorio del que es el mayor productor mundial: Aragón”. Añade que “la mayoría de la Tuber melanosporum o trufa negra de invierno de aquí se exporta a Francia y Reino Unido, donde aquellos que la compran la aprecian y la conocen más que en nuestra propia tierra”.

Concluye que “muchas veces, cuando te regalan una trufa, no sabes qué hacer con ella ni cómo utilizarla, cocinarla o conservarla; por eso, intentamos educar al consumidor, y siempre le aconsejamos que, antes de comprar algo con trufa, lea bien la etiqueta porque muchas veces contienen aromas artificiales o trufas que no son Tuber melanosporum”.

25 de noviembre de 2022 |
Ir a Arriba