Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

domingo, 5 de diciembre de 2021

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

domingo, 5 de diciembre de 2021

El proyecto LIFE ClimAgri (actualmente LIFE Agromitiga) propone un decálogo de buenas prácticas agrícolas para luchar contra la erosión del suelo y el cambio climático, y todo ello sin perder rentabilidad económica en las explotaciones. Incluso se apunta que estas medidas entran dentro de la filosofía de los eco-esquemas de la nueva Política Agraria Común (PAC).

Este proyecto europeo, con participación de la Universidad de Córdoba, se ha centrado en los cultivos extensivos de regadío. Han trabajado en él los investigadores Emilio Jesús González, Jesús Gil Ribes y Francisco Márquez.

ClimAgri establece como prácticas beneficiosas las siguientes:

– Uso de cubierta vegetal permanente de los suelos.

– Mínima alteración del suelo.

– Rotación de cultivos.

– Optimización en el uso de agroquímicos y su adecuado manejo.

– Uso de tecnologías avanzadas.

– Implantación de estrategias de riego deficitario.

– Consideración conjunta de prácticas agronómicas, técnicas y económicas en el riego.

– Siembra de las lindes.

– Creación de estructuras de retención o zonas tampón para evitar las escorrentías.

– Medidas para fomentar la biodiversidad.

Los investigadores del proyecto LIFE ClimAgri señalan que “la protección del suelo es fundamental para luchar contra el cambio climático”.

Indican que “cuando estamos luchando contra el cambio climático en la agricultura lo hacemos con cubiertas vegetales en los cultivos leñosos, y con siembra directa en cultivos extensivos; son medidas para proteger el suelo, reduciendo la erosión en más de un 90 por ciento y también las escorrentías”.

Añaden que “la práctica de protección del suelo de no labrar permite reducir las emisiones, secuestrar carbono, y aumentar la materia orgánica del suelo y su fertilidad”.

Y concluyen que “este nuevo paradigma agrícola pasa por convencer a los agricultores de que asuman las nuevas prácticas sin que eso suponga una merma de la rentabilidad económica; por eso, la investigación se centra en generar nuevos modelos que consigan reducir los insumos, es decir, los costes de producción”.

6 de mayo de 2021

Otras noticias

El proyecto Pueblos Vivos Aragón presenta una guía para empentar (empujar) el medio rural hacia delante

Responsables del proyecto Pueblos Vivos Aragón y de la cooperativa Ixambre, de Artieda (Zaragoza), han presentado la guía “Unión, acción y repoblación. Guía práctica de desarrollo rural participativo para empentar tu pueblo”. Es una publicación que “se ha diseñado para dar a conocer de forma clara y sencilla todas las indicaciones sobre cómo llevar a cabo un diagnóstico y un plan de acción integral participativos para enfrentar la despoblación en el contexto de la ruralidad actual”.

La guía se basa en “el proceso iniciado en 2016 en Artieda por iniciativa de su ayuntamiento para tratar de revertir la tendencia demográfica negativa que arrastraba desde hacía décadas”. Empenta Artieda “se sirvió de metodologías participativas para afrontar las necesidades y problemas de la población local y con ello no sólo ha logrado revertir esta tendencia en el municipio sino que también ha dado lugar a diversos proyectos locales, tanto laborales como comunitarios”.

El proyecto de cooperación entre territorios rurales Pueblos Vivos Aragón está financiado con una ayuda Leader 2014-2020, a través del fondo europeo FEADER (Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural) y fondos del Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón. Participan los grupos de acción local Ceder Somontano (Somontano de Barbastro), Adefo (Cinco Villas), Agujama (Gúdar-Javalambre y Maestrazgo), Asiader (Sierra de Albarracín y los municipios de Alobras, Veguillas de la Sierra, El Cuervo y Tormón), Adecobel (Campo de Belchite), Adri (Campo de Daroca y Jiloca) y Adecuara (Jacetania y Alto Gállego).

3 de diciembre de 2021 |
Ir a Arriba