Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

sábado, 27 de noviembre de 2021

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

sábado, 27 de noviembre de 2021

Se celebraba este pasado 10 de junio la segunda sesión de las XXXII Jornadas Técnicas que ha organizado la Asociación Española de Técnicos Cerealistas (AETC). Llevaba por título “Comprendiendo la cadena Trigo-Harina-Pan. ¿Qué debe saber el comprador-vendedor de trigo?”. Han participado on line más de 70 integrantes del sector cerealista.

El ponente, el catedrático Manuel Gómez Pallarés, explicaba las principales claves para la dinamización de las relaciones comerciales entre almacenistas, cooperativistas y harineros. Dice que “si se quiere hacer cosas distintas se puede hacer, pero sólo se puede cambiar si se coopera entre agricultores y harineros”. 

Exponía igualmente las necesidades de los harineros en relación a los tipos de harinas que más demandan, los factores que determinan la calidad de los trigos y la demanda de trigos de calidad.

Manuel Gómez Pallarés añade que “los nichos de mercado facilitan los acuerdos entre el harinero y el agricultor, ya que el aprovisionamiento es más difícil en estos casos; algunos ejemplos de ello son el mercado de ecológicos, la huella de carbono, las variedades antiguas, harinas integrales y granos sin gluten”.

Javier Alonso, presidente de la AETC, incide en la “importancia de llegar a acuerdos transversales entre agricultores, harineros, panaderos y cadenas de distribución”. También plantea la posibilidad de que ésta pueda ser la primera conferencia de un ciclo para comprender mejor las necesidades de cada uno de los miembros de la cadena trigo-harina-pan.

11 de junio de 2020

Otras noticias

Nace la marca Trufa Negra d’Aragón

Se ha constituido la federación de asociaciones vinculadas con la trufa negra (Tuber melanosporum) de Aragón y ha presentado la marca conjunta Trufa Negra d’Aragón. Es el resultado de la unión de la Asociación de Recolectores y Cultivadores de Trufa de Aragón (Huesca), Asociación de Jóvenes Truficultores de Teruel y Asociación de Truficultores y Recolectores de Trufa Negra de las comarcas de Zaragoza. El objetivo que persiguen la nueva federación y la nueva marca conjunta es “potenciar la imagen, de tal manera que quien adquiera Trufa Negra d’Aragón lo haga sabiendo que está comprando un producto de calidad contrastada”.

Se cuenta con el respaldo de entidades como el Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria (CITA) de Aragón y como el Centro de Investigación y Experimentación en Truficultura (CIET), ubicado en Graus (Huesca).

Se ha presentado un informe sobre el sector de la trufa en Aragón:

Aragón se consolida como una de las mayores zonas productoras de trufa del mundo. La truficultura es una actividad que se encuentra en pleno proceso de desarrollo en este territorio, con un crecimiento aproximado de quinientas hectáreas anuales y con una superficie de diez mil kilómetros cuadrados aptos para el desarrollo de la trufa negra. El cuarenta y cuatro por ciento de los viveros de planta micorrizada de España se encuentra en Aragón, y suponen cerca del setenta y cinco por ciento del total de la producción anual del país, con alrededor de trescientos cincuenta mil plantones. El once por ciento del total mundial de las plantaciones productoras de trufa negra se encuentran en Aragón y se estima que el cincuenta por ciento de la producción global de estos hongos es aragonés”.

26 de noviembre de 2021 |
Ir a Arriba