Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

martes, 28 de junio de 2022

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

martes, 28 de junio de 2022

Se ha celebrado en Zaragoza la conferencia de clausura de TESTACOS, proyecto de investigación del programa Interreg POCTEFA, liderado por el Instituto Agroalimentario de Aragón. Ha desarrollado un “ensayo pionero para detectar residuos de antibióticos en animales vivos antes de llegar a la cadena alimentaria”. Se ha procedido al “análisis de cinco mil muestras de carne comercializada en Perpignan, Toulouse, Bilbao, Logroño y Zaragoza, detectando residuos por encima del límite máximo permitido en un 0,1 por ciento”.

Desde TESTACOS se explica que “hasta ahora el control de la presencia de residuos de antibióticos en los alimentos de origen animal se realiza con posterioridad a su obtención o al sacrificio de los animales”. Este proyecto plantea una alternativa al citado protocolo, desarrollando una herramienta que permite el análisis de los residuos de antibióticos en animales en vivo. Su aplicación supondrá “una mejora para el sector ganadero, que además de aumentar su competitividad evitará el sacrificio innecesario de animales no aptos para el consumo humano”.

A la conferencia de clausura del proyecto TESTACOS han asistido el consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Joaquín Olona; la vicerrectora de Política Científica de la Universidad de Zaragoza, Rosa Bolea; el presidente del Clúster Español de Productores de Ganado Porcino, Eduardo Costa; y el coordinador de TESTACOS y director del Instituto Agroalimentario de Aragón, Rafael Pagán.

Hay que recordar que la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera las resistencias a los antibióticos como una de las grandes amenazas de salud a las que se enfrenta la humanidad en las próximas décadas. Los antibióticos actuales podrían dejar de ser efectivos en el tratamiento de enfermedades comunes.

17 de noviembre de 2021

Otras noticias

España espera que su plan estratégico de aplicación de la nueva PAC esté aprobado de manera definitiva en septiembre

El secretario general de Agricultura y Alimentación (del Ministerio), Fernando Miranda, se ha reunido con representantes de las comunidades autónomas, Cooperativas Agro-alimentarias y organizaciones profesionales agrarias (Asaja, COAG y UPA) para informarles sobre los últimos ajustes introducidos por el Gobierno de España, tras las bilaterales con la Comisión Europea, en el plan estratégico para la aplicación de la Política Agraria Común (PAC) 2023-2027. Esos ajustes pretenden dar respuesta a las observaciones remitidas por la Comisión el 30 de marzo. La intención de España es que el plan estratégico esté finalizado y enviado a la Comisión Europea a partir de la segunda quincena de julio, para que pueda ser revisado y aprobado de manera definitiva en septiembre. Las principales modificaciones introducidas son las siguientes:

– “Ya que la Comisión Europea no ha considerado la inclusión del girasol y la colza en el plan proteico, la propuesta española es destinar los cuarenta y cinco millones previstos para estos cultivos a incrementar la ayuda básica a la renta de las regiones donde se producen”.

– “Las ayudas asociadas al olivar con dificultades específicas van a contar con un presupuesto de casi 27,6 millones de euros, para una superficie potencial de 856.412 hectáreas”.

– “Respecto a la propuesta española para verificar si las comunidades de bienes y otras entidades en régimen de atribución de rentas pueden ser consideradas como agricultor activo, si un comunero está dado de alta en la seguridad social agraria o cumple el criterio de que el veinticinco por ciento de sus ingresos individuales procedan de la agricultura, la comunidad de bienes será un agricultor activo”.

28 de junio de 2022 |
Ir a Arriba