Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

sábado, 27 de noviembre de 2021

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

sábado, 27 de noviembre de 2021

El proyecto europeo “Formación para promover nuevas ocupaciones en el sector forestal y rural (FoRuO)”, en el que participa el Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA), inicia las visitas técnicas y talleres transfronterizos dedicados a las Plantas Aromáticas y Medicinales (PAM) y a los Pequeños Frutos (PF).

Los talleres forman parte de los cursos que se vienen celebrando desde el pasado mes de junio en Aragón, Cataluña y Occitania.

En Aragón las visitas comienzan este lunes 23 de agosto para conocer el Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria (CITA), donde los participantes recorren el banco de germoplasma de plantas aromáticas, el laboratorio de análisis de frutos, el laboratorio de calidad de aceites y la parcela de semillas dedicada a las plantas aromáticas. Además, se llevan a cabo diversos talleres demostrativos en la planta piloto de destilación del CITA.

El 24 y 25 de agosto los participantes acuden al taller de destilación de la empresa Savia Íbera, en Berbegal (Huesca); a una empresa en Bielsa dedicada a la producción de frutos rojos y obrador de mermelada; y a las parcelas de Bernués y Jaca donde el CITA desarrolla proyectos del Programa de Desarrollo Rural (PDR) con frutos rojos y plantas aromáticas. Van también al secadero de plantas aromáticas construido en el marco del proyecto POCTEFA Interreg Spagyria del Centro Especial de Empleo Valentia en Huesca.

Juliana Navarro, investigadora de la Unidad de Recursos Forestales del CITA, es la responsable de este proyecto en Aragón.

Del 20 al 23 de septiembre las visitas técnicas se llevarán a cabo en Cataluña, del 4 al 8 de octubre en Ariêge (Francia), y del 13 al 15 de octubre en los Pirineos Orientales (Francia).

23 de agosto de 2021

Otras noticias

Nace la marca Trufa Negra d’Aragón

Se ha constituido la federación de asociaciones vinculadas con la trufa negra (Tuber melanosporum) de Aragón y ha presentado la marca conjunta Trufa Negra d’Aragón. Es el resultado de la unión de la Asociación de Recolectores y Cultivadores de Trufa de Aragón (Huesca), Asociación de Jóvenes Truficultores de Teruel y Asociación de Truficultores y Recolectores de Trufa Negra de las comarcas de Zaragoza. El objetivo que persiguen la nueva federación y la nueva marca conjunta es “potenciar la imagen, de tal manera que quien adquiera Trufa Negra d’Aragón lo haga sabiendo que está comprando un producto de calidad contrastada”.

Se cuenta con el respaldo de entidades como el Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria (CITA) de Aragón y como el Centro de Investigación y Experimentación en Truficultura (CIET), ubicado en Graus (Huesca).

Se ha presentado un informe sobre el sector de la trufa en Aragón:

Aragón se consolida como una de las mayores zonas productoras de trufa del mundo. La truficultura es una actividad que se encuentra en pleno proceso de desarrollo en este territorio, con un crecimiento aproximado de quinientas hectáreas anuales y con una superficie de diez mil kilómetros cuadrados aptos para el desarrollo de la trufa negra. El cuarenta y cuatro por ciento de los viveros de planta micorrizada de España se encuentra en Aragón, y suponen cerca del setenta y cinco por ciento del total de la producción anual del país, con alrededor de trescientos cincuenta mil plantones. El once por ciento del total mundial de las plantaciones productoras de trufa negra se encuentran en Aragón y se estima que el cincuenta por ciento de la producción global de estos hongos es aragonés”.

26 de noviembre de 2021 |
Ir a Arriba