Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

domingo, 5 de diciembre de 2021

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

domingo, 5 de diciembre de 2021

Es lo que se ha estudiado en el proyecto europeo VISCA, en el que participa el IRTA de Cataluña. Ha desarrollado una aplicación para ayudar a los productores de viña a gestionar de mejor manera las incertidumbres climáticas, y así minimizar los costes y los riesgos. Todo ello a través de un mejor manejo de la producción.

Y es que, como se explica desde el IRTA, la viña es uno de los cultivos más afectados por el cambio climático, dado que el aumento de las temperaturas y el incremento de lluvias fuertes y sequías extremas repercuten en los niveles de producción y en la calidad de la uva (y por tanto del vino).

Joan Girona, investigador del IRTA, dice que “el aumento de las temperaturas provoca que la uva madure muy rápido desde un punto de vista fisiológico, y eso incrementa la cantidad de azúcares que contiene; pero fenológicamente el fruto está todavía muy verde y le faltan gustos y aromas, que son precisamente los parámetros que definen un buen vino”.

Añade que en el proyecto VISCA se ha desarrollado una aplicación que permite al agricultor tomar mejores decisiones; se trata de un programa que funciona en ordenadores y dispositivos móviles en el que el agricultor introduce información de manera regular y puede prever, con las condiciones meteorológicas a medio plazo, cuáles serán las necesidades reales de la viña.

De esa forma puede anticiparse y tomar mejores decisiones, como por ejemplo gestionar de forma más eficiente el riego, el clareo de uvas, podas selectivas en verano u organizar todo el sistema de cosecha para que esté a punto para un día en concreto.

Uno de los puntos clave de la aplicación es que “incorpora una técnica ajustada y afinada por el IRTA para controlar y mitigar la afección de plagas y enfermedades en viña debido a las condiciones meteorológicas más extremas, cada vez más comunes en los últimos años”.

Se trata del crop forcing, que fuerza el rebrote de la viña en una época más tardía de lo habitual. El IRTA indica que eso, además de prevenir enfermedades en el cultivo, consigue una mejor calidad del fruto.

Este método consiste en podar la viña en junio, para hacer que la planta rebrote de nuevo en una época más tardía de lo habitual.

De esta manera se consigue que el cultivo no sufra las consecuencias de las inclemencias meteorológicas de la primavera, estación en la que una combinación de lluvias y calor favorece la aparición de plagas y enfermedades como el mildiu, un hongo que este año ha provocado pérdidas de hasta el 80 por ciento en el sector vitivinícola catalán.

2 de octubre de 2020

Otras noticias

El proyecto Pueblos Vivos Aragón presenta una guía para empentar (empujar) el medio rural hacia delante

Responsables del proyecto Pueblos Vivos Aragón y de la cooperativa Ixambre, de Artieda (Zaragoza), han presentado la guía “Unión, acción y repoblación. Guía práctica de desarrollo rural participativo para empentar tu pueblo”. Es una publicación que “se ha diseñado para dar a conocer de forma clara y sencilla todas las indicaciones sobre cómo llevar a cabo un diagnóstico y un plan de acción integral participativos para enfrentar la despoblación en el contexto de la ruralidad actual”.

La guía se basa en “el proceso iniciado en 2016 en Artieda por iniciativa de su ayuntamiento para tratar de revertir la tendencia demográfica negativa que arrastraba desde hacía décadas”. Empenta Artieda “se sirvió de metodologías participativas para afrontar las necesidades y problemas de la población local y con ello no sólo ha logrado revertir esta tendencia en el municipio sino que también ha dado lugar a diversos proyectos locales, tanto laborales como comunitarios”.

El proyecto de cooperación entre territorios rurales Pueblos Vivos Aragón está financiado con una ayuda Leader 2014-2020, a través del fondo europeo FEADER (Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural) y fondos del Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón. Participan los grupos de acción local Ceder Somontano (Somontano de Barbastro), Adefo (Cinco Villas), Agujama (Gúdar-Javalambre y Maestrazgo), Asiader (Sierra de Albarracín y los municipios de Alobras, Veguillas de la Sierra, El Cuervo y Tormón), Adecobel (Campo de Belchite), Adri (Campo de Daroca y Jiloca) y Adecuara (Jacetania y Alto Gállego).

3 de diciembre de 2021 |
Ir a Arriba