Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

miércoles, 29 de junio de 2022

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

miércoles, 29 de junio de 2022

Surgen del trabajo realizado por el Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera de Andalucía (Ifapa) a partir de las variedades Koroneiki, Frantoio y Arbosana. Han sido presentadas en la Oficina Comunitaria de Variedades Vegetales. Uno de los nuevos tipos de olivo procede de la variedad Koroneiki, y los otros dos son el resultado del cruce entre Frantoio y Arbosana.

El Ifapa indica que “estas tres nuevas variedades de olivo son especialmente recomendables en áreas con alto riesgo de Verticilosis, ya que presentan una mayor resistencia a esta enfermedad”.

Añade que, “además, estos árboles poseen otras características agronómicas interesantes para la obtención de aceite de oliva, como por ejemplo una alta productividad y un elevado rendimiento graso”.

El surgimiento de estas nuevas variedades de olivo se encuadra en el proyecto Inmegeo, centrado en la mejora genética del olivo y que se dirige desde las instalaciones del centro Alameda del Obispo (Córdoba).

El Ifapa recuerda que la Verticilosis del olivo es una enfermedad causada por un hongo de suelo (Verticillium dahliae Kleb) y que representa actualmente el mayor riesgo fitopatológico en numerosas áreas de olivar.

Este instituto explica que “para la obtención de las nuevas variedades ha sido necesario cumplir con un complejo procedimiento iniciado con el cruce de las variedades iniciales (parentales) y que, tras la selección y registro final de los nuevos tipos de olivo, debe completarse con una serie de pruebas dirigidas a comprobar la eficacia en el campo”.

Se van a realizar ensayos de inoculación en condiciones controladas, análisis en microparcelas inoculadas artificialmente, y pruebas de campo en condiciones naturales.

8 de enero de 2021

Otras noticias

España espera que su plan estratégico de aplicación de la nueva PAC esté aprobado de manera definitiva en septiembre

El secretario general de Agricultura y Alimentación (del Ministerio), Fernando Miranda, se ha reunido con representantes de las comunidades autónomas, Cooperativas Agro-alimentarias y organizaciones profesionales agrarias (Asaja, COAG y UPA) para informarles sobre los últimos ajustes introducidos por el Gobierno de España, tras las bilaterales con la Comisión Europea, en el plan estratégico para la aplicación de la Política Agraria Común (PAC) 2023-2027. Esos ajustes pretenden dar respuesta a las observaciones remitidas por la Comisión el 30 de marzo. La intención de España es que el plan estratégico esté finalizado y enviado a la Comisión Europea a partir de la segunda quincena de julio, para que pueda ser revisado y aprobado de manera definitiva en septiembre. Las principales modificaciones introducidas son las siguientes:

– “Ya que la Comisión Europea no ha considerado la inclusión del girasol y la colza en el plan proteico, la propuesta española es destinar los cuarenta y cinco millones previstos para estos cultivos a incrementar la ayuda básica a la renta de las regiones donde se producen”.

– “Las ayudas asociadas al olivar con dificultades específicas van a contar con un presupuesto de casi 27,6 millones de euros, para una superficie potencial de 856.412 hectáreas”.

– “Respecto a la propuesta española para verificar si las comunidades de bienes y otras entidades en régimen de atribución de rentas pueden ser consideradas como agricultor activo, si un comunero está dado de alta en la seguridad social agraria o cumple el criterio de que el veinticinco por ciento de sus ingresos individuales procedan de la agricultura, la comunidad de bienes será un agricultor activo”.

28 de junio de 2022 |
Ir a Arriba