Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

domingo, 5 de diciembre de 2021

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

domingo, 5 de diciembre de 2021

Surgen del trabajo realizado por el Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera de Andalucía (Ifapa) a partir de las variedades Koroneiki, Frantoio y Arbosana. Han sido presentadas en la Oficina Comunitaria de Variedades Vegetales. Uno de los nuevos tipos de olivo procede de la variedad Koroneiki, y los otros dos son el resultado del cruce entre Frantoio y Arbosana.

El Ifapa indica que “estas tres nuevas variedades de olivo son especialmente recomendables en áreas con alto riesgo de Verticilosis, ya que presentan una mayor resistencia a esta enfermedad”.

Añade que, “además, estos árboles poseen otras características agronómicas interesantes para la obtención de aceite de oliva, como por ejemplo una alta productividad y un elevado rendimiento graso”.

El surgimiento de estas nuevas variedades de olivo se encuadra en el proyecto Inmegeo, centrado en la mejora genética del olivo y que se dirige desde las instalaciones del centro Alameda del Obispo (Córdoba).

El Ifapa recuerda que la Verticilosis del olivo es una enfermedad causada por un hongo de suelo (Verticillium dahliae Kleb) y que representa actualmente el mayor riesgo fitopatológico en numerosas áreas de olivar.

Este instituto explica que “para la obtención de las nuevas variedades ha sido necesario cumplir con un complejo procedimiento iniciado con el cruce de las variedades iniciales (parentales) y que, tras la selección y registro final de los nuevos tipos de olivo, debe completarse con una serie de pruebas dirigidas a comprobar la eficacia en el campo”.

Se van a realizar ensayos de inoculación en condiciones controladas, análisis en microparcelas inoculadas artificialmente, y pruebas de campo en condiciones naturales.

8 de enero de 2021

Otras noticias

El proyecto Pueblos Vivos Aragón presenta una guía para empentar (empujar) el medio rural hacia delante

Responsables del proyecto Pueblos Vivos Aragón y de la cooperativa Ixambre, de Artieda (Zaragoza), han presentado la guía “Unión, acción y repoblación. Guía práctica de desarrollo rural participativo para empentar tu pueblo”. Es una publicación que “se ha diseñado para dar a conocer de forma clara y sencilla todas las indicaciones sobre cómo llevar a cabo un diagnóstico y un plan de acción integral participativos para enfrentar la despoblación en el contexto de la ruralidad actual”.

La guía se basa en “el proceso iniciado en 2016 en Artieda por iniciativa de su ayuntamiento para tratar de revertir la tendencia demográfica negativa que arrastraba desde hacía décadas”. Empenta Artieda “se sirvió de metodologías participativas para afrontar las necesidades y problemas de la población local y con ello no sólo ha logrado revertir esta tendencia en el municipio sino que también ha dado lugar a diversos proyectos locales, tanto laborales como comunitarios”.

El proyecto de cooperación entre territorios rurales Pueblos Vivos Aragón está financiado con una ayuda Leader 2014-2020, a través del fondo europeo FEADER (Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural) y fondos del Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón. Participan los grupos de acción local Ceder Somontano (Somontano de Barbastro), Adefo (Cinco Villas), Agujama (Gúdar-Javalambre y Maestrazgo), Asiader (Sierra de Albarracín y los municipios de Alobras, Veguillas de la Sierra, El Cuervo y Tormón), Adecobel (Campo de Belchite), Adri (Campo de Daroca y Jiloca) y Adecuara (Jacetania y Alto Gállego).

3 de diciembre de 2021 |
Ir a Arriba