Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

martes, 28 de junio de 2022

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

martes, 28 de junio de 2022

Los hermanos López, de Torremocha de Jiloca (Teruel), estaban trabajando como ingenieros en Madrid pero decidieron volver a sus orígenes y hacerse cargo de la explotación agrícola familiar. Además de obtener rendimiento por las tierras, montaron una empresa dedicada a la generación de humus de lombriz a partir de estiércol y como fertilizante ecológico. La empresa se llama Lombricus. Se dedica a la transformación del estiércoles de granjas cercanas en humus de lombriz; éste se comercializa como fertilizante ecológico. Agustín López, uno de los dos hermanos, señala que “la lombricultura es beneficiosa para todo el mundo, dado que es una salida para los excedentes de estiércol y los agricultores de la zona tienen una alternativa para la fertilización de sus fincas”. Reconoce que la acogida ha sido buena, con más demanda de fertilizante que producto para ofrecer. Para na inversión de ciento cuarenta y siete mil euros han recibido una ayuda Leader del programa de desarrollo rural de cincuenta y un mil euros.

20 de junio de 2022

Otras noticias

Un robot móvil recolectará y aprovechará la fruta caída al suelo

Es el proyecto que se denomina FOODCOLLECT, en el que trabaja el centro tecnológico AINIA, de Valencia. Esta iniciativa tecnológica pretende “reducir el desperdicio alimentario y mejorar el rendimiento e inversión de los cultivos”. El citado centro indica que “casi treinta millones de toneladas de fruta son desperdiciadas anualmente en la producción primaria en Europa”. Está desarrollando “una plataforma robótica móvil capaz de recolectar fruta del suelo para aprovecharla, reduciendo así el desperdicio alimentario y mejorando el rendimiento e inversión de los cultivos agrícolas, y apostando por la sostenibilidad”. El proyecto FOODCOLLECT se concreta en la creación de un robot recolector que incorpora tres principales innovaciones: navegación autónoma, gracias a una plataforma robótica móvil; un brazo para la recolección; y un sistema avanzado de visión para la detección y localización de la fruta. Este proyecto de investigación se dirige en un inicio a la recogida de naranjas y caquis caídos del árbol. De cara al futuro se pretende que esta tecnología se extienda a cualquier fruta susceptible de ser recolectada del suelo agrícola.

28 de junio de 2022 |
Ir a Arriba