Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

lunes, 8 de agosto de 2022

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

lunes, 8 de agosto de 2022

La fertilización conjunta con fósforo y zinc es fundamental para el rendimiento y calidad del grano de maíz

Varios grupos de investigación de la Universidad de Córdoba han colaborado en la realización de un estudio sobre los efectos de la fertilización conjunta con fósforo y zinc en el crecimiento, rendimiento y calidad del grano de maíz. Aseguran que la producción y calidad de cereales como el maíz, arroz y trigo depende en gran medida de la disponibilidad de nutrientes como el fósforo en el suelo, pero también del zinc.

Se lleva años estudiando en la Universidad de Córdoba “la interacción en el suelo del fósforo y el zinc (nutriente éste último no muy tenido en cuenta a la hora de fertilizar) para la nutrición de los cereales; una adecuada disponibilidad de ambos elementos es clave para que los cereales absorban nutrientes del suelo y, por tanto, produzcan más y mejor alimento”.

Los investigadores participantes en el estudio han sido Antonio R. Sánchez, Hasna Nechate-Drif, José Torrent, María del Carmen del Campillo, María Dolores Rey, María Ángeles Castillejo y Jesús V. Jorrín.

Tras las diferentes pruebas realizadas “la mejor opción en cuanto al crecimiento y rendimiento del maíz fue la combinación de fósforo y zinc”. En cuanto a la calidad del grano de maíz, “el tratamiento en el que sólo se añadía zinc era el que otorgaba mayor contenido en proteínas de calidad del grano, y el segundo tratamiento fue el que combinaba la fertilización de fósforo y zinc”.

De esta manera, “tanto agronómicamente, en términos de producción y rendimiento del maíz, como respecto a la calidad del grano, la combinación de zinc y fósforo en maíz fue la mejor de las opciones probadas; ésta es la mejor opción de fertilización para el maíz en suelos mediterráneos, a pesar de que, normalmente, el zinc es un nutriente olvidado en nuestra área”.

8 de noviembre de 2021

Otras noticias

Cuatro mil hectáreas de labor y pastizal, y siete mil de pasto arbustivo se vieron afectadas en el incendio de Ateca (Zaragoza)

Representantes municipales de la zona afectada por el incendio de Ateca, Gobierno de Aragón, Diputación Provincial de Zaragoza y Confederación Hidrográfica del Ebro se han reunido para analizar las afecciones que tuvo el citado siniestro. Se ha aportado un primer avance de los usos del suelo situado en el perímetro afectado por el incendio. El suelo afectado fue de 13.825 hectáreas. 10.500 hectáreas fueron de monte (7.000 de pasto arbustivo, 2.500 arboladas y 1.000 de pastizales y eriales), 3.000 de labor (herbáceos, almendro, frutales y viñedo), y 25 de otros usos. 1.170 hectáreas corresponden a pastos declarados en la Política Agraria Común (PAC) y que, por tanto, sustentan ayudas a la ganadería extensiva. Se ha identificado a once ganaderos de ovino que suman 5.885 cabezas de ganado. En el ámbito agrícola, las mayores afecciones se sitúan en los cultivos leñosos, con 126 agricultores afectados. Y, respecto a las infraestructuras colectivas de riego, se han visto gravemente dañadas en una longitud de 1.695 metros, lo que requiere de su inmediata reposición.

4 de agosto de 2022 |
Ir a Arriba