Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

domingo, 27 de noviembre de 2022

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

domingo, 27 de noviembre de 2022

El sector español de la alfalfa muestra su fortaleza en Zaragoza

Lo ha hecho en la I Jornada Española del Cultivo de la Alfalfa, que se ha celebrado en el Palacio de Congresos de Zaragoza en la mañana de este martes 11 de febrero. Un millar de personas han acudido a esta cita convocada por la Asociación Española de Fabricantes de Alfalfa Deshidratada (AEFA).

Se ha mostrado la fortaleza del sector, su potencial exportador, las buenas perspectivas de futuro,… y también se ha incidido en cómo mejorar y ser más competitivo.

A lo largo del evento han intervenido, por parte de AEFA, su presidente, Francisco Tabuenca, y su director, Luis Machín. La clausura ha estado protagonizada por el consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Joaquín Olona.

Paco Yglesias, economista y director de Agro Fundamenta, ha hecho referencia a los mercados de materias primas agrícolas. Como novedad ha introducido Indonesia como posible destino de la alfalfa española.

María Naranjo, directora de Alimentos, Vinos y Gastronomía del ICEX, se ha ocupado de las oportunidades para la internacionalización del sector de la alfalfa deshidratada.

Santiago García-Milà, subdirector general de la Autoridad Portuaria de Barcelona, ha hablado de la logística en la alfalfa. Ha centrado su discurso en la importancia que ha tenido la colaboración público-privada para convertir la Terminal Marítima de Zaragoza en todo un referente de transporte de mercancías.

En esta jornada se ha hecho referencia a la importancia que tienen Emiratos Árabes y China para las exportaciones españolas de alfalfa. Y se ha aludido a las posibilidades que ofrecen Arabia Saudí, Japón, Corea del Sur,… y la citada Indonesia.

Tal y como ha dicho Santiago García-Milàel flujo de comercio mundial se ha desplazado al sur y al este, y allí es donde hay que estar”.

No obstante, en materia de alfalfa, España va a seguir teniendo la competencia de Estados Unidos, y la procedente de nuevos productores como Rumanía y Sudán (sólo por citar dos ejemplos).

Paz Fentes, subdirectora adjunta de cultivos herbáceos e industriales, y aceite de oliva del Ministerio de Agricultura, se ha ocupado del futuro de la PAC.

La nueva Política Agraria Común no comenzará a aplicarse el 1 de enero de 2021. Se está en plena negociación en diferentes frentes, y lo que está claro es la ecologización que va a experimentar.

Allí es donde puede jugar un importante papel el cultivo de la alfalfa, ya que el Pacto Verde Europeo establece que haya una neutralidad en contaminantes en 2050.

Jaume Lloveras, de la Universidad de Lérida, ha incidido precisamente en los beneficios medioambientales de la alfalfa en la rotación de cultivos.

Ignacio Delgado, del Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA), se ha ocupado de las calidades de la alfalfa; y Lorenzo González, del Centro de Sanidad y Certificación Vegetal de Aragón, ha hecho lo propio con la Alfalfa Aragón y con la siembra en línea para la producción de semilla.

Se ha apuntado que la semilla certificada va a ser una herramienta muy importante para ganar en competitividad y para poder afrontar con éxito el cambio climático.

Alfredo Gómez, de ITAINNOVA, ha abundado en detalles sobre la Agricultura 4.0 y sobre las tendencias tecnológicas en la maquinaria.

Ha hecho referencia a la cuarta revolución industrial que estamos viviendo, cimentada en la conectividad, sensores, procesadores de información, big data, automatización, Internet de las Cosas,…

Dice que “estamos en pleno proceso de digitalización, que es como una gran riada, respecto a la que si vas a favor de corriente te empuja, pero si te pones de lado o a contracorriente te arrastra”.

11 de febrero de 2020

Otras noticias

Lasca Negra, de Zaragoza, cumple cinco años y muestra más de un centenar de referencias de trufa negra

María Jesús Blanco es la propietaria de Lasca Negra, establecimiento que se presenta como el único de Zaragoza especializado en trufa negra. Dice que “buscar la excelencia y la transparencia, y no utilizar aromas artificiales en los productos de cercanía elaborados con trufa negra fueron los objetivos cuando, hace cinco años, decidí emprender este negocio”. Señala: “Para mí es fundamental que el consumidor tenga toda la transparencia e información posible del producto que va a comprar, y le ayudamos a tener un consumo más responsable”.

La propietaria de Lasca Negra explica que “en este establecimiento fomentamos los alimentos de ámbito local y nos encanta descubrir, a todo el que decide entrar en nuestra casa, los maravillosos productos que tenemos en Aragón, sobre todo la trufa negra, y también en León; yo soy leonesa y en Lasca Negra no pueden faltar los productos de mi tierra”.

María Jesús Blanco recuerda que “Lasca Negra surgió de la necesidad de dar a conocer la trufa negra en un territorio del que es el mayor productor mundial: Aragón”. Añade que “la mayoría de la Tuber melanosporum o trufa negra de invierno de aquí se exporta a Francia y Reino Unido, donde aquellos que la compran la aprecian y la conocen más que en nuestra propia tierra”.

Concluye que “muchas veces, cuando te regalan una trufa, no sabes qué hacer con ella ni cómo utilizarla, cocinarla o conservarla; por eso, intentamos educar al consumidor, y siempre le aconsejamos que, antes de comprar algo con trufa, lea bien la etiqueta porque muchas veces contienen aromas artificiales o trufas que no son Tuber melanosporum”.

25 de noviembre de 2022 |
Ir a Arriba