Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

domingo, 5 de febrero de 2023

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

domingo, 5 de febrero de 2023

El sector español de la alfalfa muestra su fortaleza en Zaragoza

Lo ha hecho en la I Jornada Española del Cultivo de la Alfalfa, que se ha celebrado en el Palacio de Congresos de Zaragoza en la mañana de este martes 11 de febrero. Un millar de personas han acudido a esta cita convocada por la Asociación Española de Fabricantes de Alfalfa Deshidratada (AEFA).

Se ha mostrado la fortaleza del sector, su potencial exportador, las buenas perspectivas de futuro,… y también se ha incidido en cómo mejorar y ser más competitivo.

A lo largo del evento han intervenido, por parte de AEFA, su presidente, Francisco Tabuenca, y su director, Luis Machín. La clausura ha estado protagonizada por el consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Joaquín Olona.

Paco Yglesias, economista y director de Agro Fundamenta, ha hecho referencia a los mercados de materias primas agrícolas. Como novedad ha introducido Indonesia como posible destino de la alfalfa española.

María Naranjo, directora de Alimentos, Vinos y Gastronomía del ICEX, se ha ocupado de las oportunidades para la internacionalización del sector de la alfalfa deshidratada.

Santiago García-Milà, subdirector general de la Autoridad Portuaria de Barcelona, ha hablado de la logística en la alfalfa. Ha centrado su discurso en la importancia que ha tenido la colaboración público-privada para convertir la Terminal Marítima de Zaragoza en todo un referente de transporte de mercancías.

En esta jornada se ha hecho referencia a la importancia que tienen Emiratos Árabes y China para las exportaciones españolas de alfalfa. Y se ha aludido a las posibilidades que ofrecen Arabia Saudí, Japón, Corea del Sur,… y la citada Indonesia.

Tal y como ha dicho Santiago García-Milàel flujo de comercio mundial se ha desplazado al sur y al este, y allí es donde hay que estar”.

No obstante, en materia de alfalfa, España va a seguir teniendo la competencia de Estados Unidos, y la procedente de nuevos productores como Rumanía y Sudán (sólo por citar dos ejemplos).

Paz Fentes, subdirectora adjunta de cultivos herbáceos e industriales, y aceite de oliva del Ministerio de Agricultura, se ha ocupado del futuro de la PAC.

La nueva Política Agraria Común no comenzará a aplicarse el 1 de enero de 2021. Se está en plena negociación en diferentes frentes, y lo que está claro es la ecologización que va a experimentar.

Allí es donde puede jugar un importante papel el cultivo de la alfalfa, ya que el Pacto Verde Europeo establece que haya una neutralidad en contaminantes en 2050.

Jaume Lloveras, de la Universidad de Lérida, ha incidido precisamente en los beneficios medioambientales de la alfalfa en la rotación de cultivos.

Ignacio Delgado, del Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA), se ha ocupado de las calidades de la alfalfa; y Lorenzo González, del Centro de Sanidad y Certificación Vegetal de Aragón, ha hecho lo propio con la Alfalfa Aragón y con la siembra en línea para la producción de semilla.

Se ha apuntado que la semilla certificada va a ser una herramienta muy importante para ganar en competitividad y para poder afrontar con éxito el cambio climático.

Alfredo Gómez, de ITAINNOVA, ha abundado en detalles sobre la Agricultura 4.0 y sobre las tendencias tecnológicas en la maquinaria.

Ha hecho referencia a la cuarta revolución industrial que estamos viviendo, cimentada en la conectividad, sensores, procesadores de información, big data, automatización, Internet de las Cosas,…

Dice que “estamos en pleno proceso de digitalización, que es como una gran riada, respecto a la que si vas a favor de corriente te empuja, pero si te pones de lado o a contracorriente te arrastra”.

11 de febrero de 2020

Otras noticias

La superficie de cultivo en España se mantiene estable por encima de los 16,8 millones de hectáreas

La superficie de cultivo en España se mantuvo estable en 2022, con un total de 16.830.738 hectáreas, apenas un 0,42 por ciento menos que en el año anterior, según los datos provisionales de la Encuesta sobre Superficies y Rendimientos de Cultivo de España (Esyrce), publicada por el Ministerio de Agricultura. Se observa un incremento de las superficies de girasol, colza y, en menor medida, cultivos leñosos, excepto viñedo y olivar.

La superficie dedicada a tierras de cultivo presenta un ligero descenso. En 2022 se situó en 16.830.738 hectáreas. Del total de esta superficie, 11.309.264 hectáreas corresponden a tierra arable (cultivos herbáceos y barbechos), 5.375.463 a cultivos leñosos y 146.011 a otras tierras de cultivo.

En el grupo de los cereales en general, se produce un descenso en su conjunto del 3,64 por ciento. Salvo el trigo, desciende la superficie de todos los cereales de invierno. Arroz y maíz presentan la menor superficie de los últimos dieciocho años, como consecuencia, probablemente, de la situación provocada por la sequía sufrida en la campaña. El sorgo, a pesar del fuerte incremento porcentual, no llega a las tres mil hectáreas de aumento en valor absoluto.

Las leguminosas grano son, junto con los cultivos industriales y los tubérculos, el grupo de cultivos herbáceos que aumenta su superficie respecto al año anterior.

Los cultivos industriales son el grupo de cultivo que más aumenta porcentualmente la superficie en 2022. Girasol y colza aumentan en más de doscientas mil hectáreas en su conjunto. Sin embargo, los cultivos de regadío muestran un fuerte descenso como consecuencia de la sequía sufrida.

En el grupo de las plantas forrajeras, la superficie total desciende un 0,87 por ciento, destacando la alfalfa, el maíz forrajero y otras con destino forrajero, entre las que se encuentran remolacha y nabo, coles y berzas, y otras plantas de escarda. Tan sólo la veza forrajera y otros cereales para forraje aumentan la superficie respecto al año anterior.

En el grupo de los cultivos leñosos es de destacar el progresivo aumento de prácticamente todas las especies del grupo, exceptuando viñedo, olivar y otros leñosos. Viñedo y olivar descienden muy levemente, arrastrados por el descenso de la uva para vinificación y aceituna para aceite.

Dentro de otros cultivos leñosos, el algarrobo muestra un mayor descenso porcentual. En su conjunto, los cultivos leñosos aumentan un 0,27 por ciento su superficie respecto al 2021 y destaca el incremento de los frutales no cítricos. Dentro de estos, el almendro y el pistacho son los que más crecen, seguidos, en menor medida, por melocotonero-nectarina y aguacate. Respecto a los frutales no cítricos, desciende el manzano, caqui, kiwi y mango, entre los subtropicales; y avellano en frutos secos. Dentro de los frutales cítricos aumentan naranjo y limonero.

3 de febrero de 2023 |
Ir a Arriba