Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

lunes, 30 de enero de 2023

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

lunes, 30 de enero de 2023

Almendros, encinas y pinos potencian la presencia de un insecto que permite el control biológico de la polilla del olivo

Un estudio desarrollado por el investigador Rafael Alcalá Herrera, de la Universidad de Córdoba, ha permitido comprobar que la vegetación arbórea compuesta por pinos, almendros y encinas potencia la presencia de crisópidos en los olivares. El estudio ha identificado hasta veinte especies de crisópidos en el agroecosistema del olivar. Constituyen uno de los agentes de control biológico más destacados de la polilla del olivo. La familia Chrysopidae, conocida vulgarmente como crisópidos o crisopas, es un depredador clave por su especial papel sobre la polilla del olivo (Prays oleae), una de las plagas de mayor importancia en el olivar. Los detalles que da la Universidad de Córdoba sobre este estudio son los siguientes:

Los enemigos naturales, depredadores y parasitoides, son agentes de control que luchan de forma natural contra las plagas y son dependientes de la vegetación que existe en los ecosistemas. La familia Chrysopidae, conocida vulgarmente como crisópidos o crisopas, es un depredador clave por su especial papel sobre la polilla del olivo, una de las plagas de mayor importancia en el olivar.

Un estudio desarrollado por el investigador Rafael Alcalá Herrera ha comprobado que la vegetación arbórea que existe alrededor de los olivares, compuesta fundamentalmente por pinos, almendros y encinas, potencia la presencia de los crisópidos en el olivar. Aspirando la copa de trescientos árboles entre abril y octubre, en cinco olivares ecológicos de la comarca de los Montes Orientales de Granada, el equipo obtuvo un total de tres mil novecientas muestras, entre las que identificaron veinte especies de crisopas, donde Chrysoperla mutata, Chrysoperla pallida y Pseudomallada (prasinus)pp3 fueron las más comunes.

Esta biodiversidad de crisopas es importante ya que el aumento de crisópidos adultos en las diferentes especies arbóreas adyacentes favorecería un mayor número de larvas en los olivos. Es algo fundamental para el control natural de plagas, ya que en la mayoría de las especies de crisópidos capturados la fase larvaria es la depredadora, mientras que la fase adulta se alimenta de néctar, polen y melazas. Además, el estudio ha comprobado que, a medida que aumentaba el número de larvas de crisópidos sobre el olivo, aumentaba el porcentaje de huevos depredados de la polilla del olivo.

Ahora bien, no todas las especies arbóreas son igual de atractivas para estos depredadores. Los crisópidos adultos se sintieron más atraídos por las encinas y menos por los pinos, mientras que las larvas se capturaron más en los olivos. Además, siete de las veinte especies de crisópidos fueron capturados tanto en el almendro y la encina como en el olivo, por lo que se favorecía la movilidad por el agroecosistema”.

Rafael Alcalá Herrera concluye que “el estudio permite poner en valor tanto el uso de este agente de control en el olivar de forma natural, potenciando las poblaciones que ya existen, como el manejo que realizan los agricultores de sus cultivos y de esos hábitat que hay alrededor; de hecho, en la nueva Política Agraria Común (PAC) se destinarán ayudas directas e indirectas para la conservación y el fomento de los hábitats adyacentes a los cultivos y las cubiertas vegetales con el fin de mejorar la sostenibilidad de los agroecosistemas”. Ha participado también en este proyecto la investigadora Francisca Ruano, de la Universidad de Granada.

28 de septiembre de 2022

Otras noticias

Bioeconomía circular para vincular la producción de hongos, cerdos y peces

El Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias (IRTA) de Cataluña y el Centro Tecnológico del Champiñón de La Rioja (CTICH) han puesto en marcha el proyecto GreenBlueCircle, que tiene una duración de dos años. Pretende unir, por medio de la bioeconomía circular, la producción de setas, cerdos y peces.

El proyecto se focalizará en dos grandes objetivos:

– Inclusión de subproductos del cultivo de setas en los piensos animales como fuentes de proteína.

– Analizar si las harinas de setas, por su riqueza en compuestos bioactivos que pueden actuar como antioxidantes potentes e inmunomoduladores, pueden usarse como ingredientes funcionales, sostenibles y respetuosos con el medio ambiente para tratar el síndrome del destete en lechones y mejorar la resistencia frente al estrés y las infecciones bacterianas en peces de cultivo.

El proyecto no sólo se centrará en el aprovechamiento de los subproductos de la producción de hongos comestibles de La Rioja sino que también analizará la sostenibilidad de la estrategia con un análisis de ciclo de vida del proceso de producción de diversas setas, peces de cultivo y lechones, con el fin de encontrar los beneficios y los impactos ambientales en comparación con las dietas convencionales.

El proyecto GreenBlueCircle pretende proporcionar fuentes nuevas e infraexplotadas de materias primas al sector agroalimentario y contribuir, así, a reducir la cantidad de residuos generados. También busca evaluar la sostenibilidad ambiental del uso de residuos de la producción porcina y acuícola como sustratos para la producción de setas con el fin de favorecer una industria más sostenible e innovadora.

30 de enero de 2023 |
Ir a Arriba