Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

sábado, 27 de noviembre de 2021

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

sábado, 27 de noviembre de 2021

El delegado de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) en Aragón, Rafael Requena, ha presentado el resumen del comportamiento climatológico de Aragón durante los meses de marzo, abril y mayo. Dice que Aragón ha vivido una primavera cálida y húmeda, con récord de precipitaciones en Teruel.

Las temperaturas han estado 1,5 grados por encima de la media del periodo 1981-2010. Marzo fue normal, abril muy cálido y mayo extremadamente cálido.

Rafael Requena dice que “en mayo ha habido zonas con una temperatura media hasta 4 grados por encima de lo normal; los datos más destacados se han dado en Teruel, que ha tenido una primavera extremadamente cálida y húmeda”.

Teruel ha establecido un nuevo récord de precipitaciones en esos tres meses. Se recogieron 214,8 litros frente a los 213,5 de 2007. El delegado de AEMET en Aragón señala que “en el mes de marzo allí se acumularon 100 litros por metro cuadrado, frente a la media habitual que es de 19 litros”. 

MARZO

Marzo fue un mes normal, con tendencia a cálido en el Pirineo. La temperatura ha estado 0,1 grado por encima de la media.

En cuanto a las precipitaciones, fueron tres veces más de lo habitual. El Sistema Ibérico y el sur de Teruel fueron las zonas más húmedas. Como curiosidad, en La Almunia las precipitaciones fueron ocho veces superiores a la media de este mes.

ABRIL

Abril tuvo un comportamiento muy caluroso, sobre todo en los Pirineos y la Ibérica turolense. Las temperaturas medias estuvieron 1,8 grados por encima de lo habitual.

El mes también fue húmedo, sobre todo en Teruel y la Ibérica zaragozana. Sólo en el Pirineo resultó seco. Como en marzo, destacan los valores de La Almunia, donde llovió casi el triple de lo normal.

MAYO

Mayo fue extremadamente cálido, sobre todo en el Pirineo y en el observatorio de Teruel, con un promedio de 2,6 grados más de lo habitual en Aragón.

El mes fue también húmedo, aunque muy irregular en su distribución debido a las tormentas. Las precipitaciones superaron en un 35 por ciento las normales de referencia.

AÑO AGRÍCOLA

Dada la abundancia de lluvias de la primavera, el año agrícola (que va del 1 de septiembre al 31 de agosto) presentaba datos muy positivos a 31 de mayo. La precipitación acumulada con respecto a la media es un 43 por ciento mayor, con un superávit de 156 litros por encima de lo habitual.

Rafael Requena dice que “en Huesca y en Zaragoza, aunque no lloviera más hasta septiembre, habría ya la misma agua que la media de los últimos años; y en Teruel apenas faltan 25 litros para alcanzarla”.

VERANO

El delegado de la AEMET también ha hecho su predicción para el próximo verano, aunque, según ha explicado, es difícil hacer una previsión exacta.

Hasta finales de mayo se esperaba un verano muy caluroso en toda España, pero la bajada de temperaturas de la primera quincena de junio ha cambiado el panorama, por lo que no está claro que el verano vaya a tener temperaturas muy alejadas de la media.

Lo que sí se mantiene es la previsión de un verano con precipitaciones por debajo de la media.

Más seguros son los datos para la segunda quincena de junio, según ha contado Rafael Requena. “Hoy (por este viernes 19 de junio) va a ser el último día que no lleguemos a 30 grados; a partir de este sábado se superarán los 30 grados en Aragón y se alcanzarán 34 ó 35 grados a partir del martes”. Añade: “Es un calor, además, que viene para quedarse”. 

Lo que no se espera en los próximos días son grandes tormentas. Rafael Requena ha destacado que la imprevisibilidad de este fenómeno meteorológico hace difícil descartarlas del todo, pero todo apunta a que “vamos a tener varios días de tranquilidad, al menos hasta el fin de semana de esta próxima semana”.

19 de junio de 2020

Otras noticias

Nace la marca Trufa Negra d’Aragón

Se ha constituido la federación de asociaciones vinculadas con la trufa negra (Tuber melanosporum) de Aragón y ha presentado la marca conjunta Trufa Negra d’Aragón. Es el resultado de la unión de la Asociación de Recolectores y Cultivadores de Trufa de Aragón (Huesca), Asociación de Jóvenes Truficultores de Teruel y Asociación de Truficultores y Recolectores de Trufa Negra de las comarcas de Zaragoza. El objetivo que persiguen la nueva federación y la nueva marca conjunta es “potenciar la imagen, de tal manera que quien adquiera Trufa Negra d’Aragón lo haga sabiendo que está comprando un producto de calidad contrastada”.

Se cuenta con el respaldo de entidades como el Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria (CITA) de Aragón y como el Centro de Investigación y Experimentación en Truficultura (CIET), ubicado en Graus (Huesca).

Se ha presentado un informe sobre el sector de la trufa en Aragón:

Aragón se consolida como una de las mayores zonas productoras de trufa del mundo. La truficultura es una actividad que se encuentra en pleno proceso de desarrollo en este territorio, con un crecimiento aproximado de quinientas hectáreas anuales y con una superficie de diez mil kilómetros cuadrados aptos para el desarrollo de la trufa negra. El cuarenta y cuatro por ciento de los viveros de planta micorrizada de España se encuentra en Aragón, y suponen cerca del setenta y cinco por ciento del total de la producción anual del país, con alrededor de trescientos cincuenta mil plantones. El once por ciento del total mundial de las plantaciones productoras de trufa negra se encuentran en Aragón y se estima que el cincuenta por ciento de la producción global de estos hongos es aragonés”.

26 de noviembre de 2021 |
Ir a Arriba