Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

jueves, 28 de octubre de 2021

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

jueves, 28 de octubre de 2021

El agricultor leridano Robert Jaimejuan ha sido reelegido como vicepresidente del Grupo de Trabajo de Forrajes Desecados de COPA-COGECA para los cuatro años próximos. Es el responsable de este sector en COAG (a la que pertenece UAGA), y ocupa vocalía en la Junta Directiva de la Organización Interprofesional de Forrajes Españoles (AIFE).

Establece entre sus retos principales “promocionar internacionalmente la calidad de la alfalfa española y europea, y dar a conocer los múltiples beneficios medioambientales de la producción de la alfalfa”.

Robert Jaimejuan realiza al respecto las reflexiones siguientes:

Es necesario difundir los aspectos positivos que implica este cultivo, ligado a la producción animal que lo consume. El ciclo del cultivo de este tipo forrajes permite fijar el CO2, al capturar el nitrógeno atmosférico. Podemos afirmar que capta más gases de efecto invernadero de los que producen los animales que se alimentan de dicho forraje, es decir, reduce la contaminación.

Por otro lado, reduce la erosión y mejora la estructura del suelo, al tratarse de un cultivo plurianual. Además, constituye un refugio para gran número de insectos y animales, contribuye a la biodiversidad, y favorece la apicultura”.

Indica que va a trabajar para “ligar estas ventajas a los nuevos eco-esquemas de la Política Agraria Común (PAC), puesto que los beneficios medioambientales y la gran calidad nutricional para la alimentación de rumiantes permite cerrar un ciclo muy beneficioso para ambos sectores”.

Robert Jaimejuan añade que “hay que incrementar y revalorizar el consumo de la alfalfa por su aporte de proteína vegetal en la alimentación animal, de la que la Unión Europea es deficitaria y mantiene una gran dependencia respecto a las importaciones de soja transgénica”.

1 de diciembre de 2020

Otras noticias

Almozara Editorial y DPZ presentan el libro “Tesoros gastronómicos de la provincia de Zaragoza, en la mesa”

La Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ) ha sido el escenario de presentación de libro “Tesoros gastronómicos de la provincia de Zaragoza, en la mesa”, coeditado por la Diputación y Almozara Editorial. Se divide en diez capítulos protagonizados por otros tantos productos o sectores agroalimentarios de la provincia: el queso y otros derivados lácteos; el vino; el aceite de oliva virgen extra; jamón, embutidos y otras conservas cárnicas; miel y mermeladas; chocolate, frutas de Aragón y otros dulces especiales; espárragos y otras conservas vegetales; cerveza y vermut; pasta; y pan y repostería tradicional.

Cristina Arguilé, autora de los textos, señala que en este libro “hemos querido reflejar la riqueza de la despensa zaragozana, a través de la descripción de los productos elaborados que, por su singularidad, tradición, importancia económica o calidad diferenciada, y en muchos casos por todos estos motivos, mejor representan la agroalimentación zaragozana”.

Explica que, “con los quesos, vinos, aceites de oliva, conservas vegetales, embutidos… como hilos conductores, el lector emprenderá un viaje que llega a todos los territorios de la provincia y recorre la diversidad de sus paisajes (reflejando la huella que la transformación de alimentos del campo y de la granja ha dejado en nuestra historia, cultura e idiosincrasia), hasta el lugar donde estos productos alcanzan su máxima expresión, los restaurantes del mundo rural”.

Cristina Arguilé añade que esta obra “es un homenaje a los hombres y mujeres que trabajan en el medio rural, porque fueron, son y serán personas esenciales, ya que satisfacen la más elemental de las necesidades humanas, la de la nutrición, y ofrecen auténticos placeres gastronómicos que hacen nuestra vida mucho más llevadera; y, además de alimentar nuestros cuerpos y espíritus, nutren nuestros pueblos, un mundo rural que sólo se mantiene si se habita, se vive y se trabaja”.

27 de octubre de 2021 |
Ir a Arriba