Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

miércoles, 29 de junio de 2022

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

miércoles, 29 de junio de 2022

Reino Unido retrasa la entrada en vigor de los controles en frontera y la exigencia de certificados fitosanitarios y veterinarios a productos agroalimentarios procedentes de la Unión Europea. La entrada en vigor estaba prevista para este próximo 1 de abril de 2021.

Los certificados no serán obligatorios para los productos de origen animal hasta el 1 de octubre de 2021 (los controles en frontera se posponen a enero de 2022).

Y los certificados para la mayoría de los productos de origen vegetal (la mayor parte de las frutas y hortalizas) no serán obligatorios hasta el 1 de enero de 2022 (los controles en frontera se exigirán a partir del 1 de marzo de 2022).

La Federación Española de Asociaciones de Productores Exportadores de Frutas, Hortalizas, Flores y Plantas Vivas (FEPEX) aporta datos sobre exportaciones al Reino Unido. Son los siguientes:

La exportación española de frutas y hortalizas frescas a Reino Unido en 2020 se mantuvo estable en volumen, con 1,5 millones de toneladas; y creció en valor (aumento del 7 por ciento), alcanzando 1.903 millones de euros.

La exportación de frutas fue de 676.849 toneladas (caída del 6 por ciento), con un valor de 1.001 millones de euros (aumento del 7 por ciento).

La exportación de hortalizas fue de 874.094 toneladas, un 3 por ciento más que en 2019; el valor fue de 902 millones de euros, un 6 por ciento más”.

16 de marzo de 2021

Otras noticias

Un robot móvil recolectará y aprovechará la fruta caída al suelo

Es el proyecto que se denomina FOODCOLLECT, en el que trabaja el centro tecnológico AINIA, de Valencia. Esta iniciativa tecnológica pretende “reducir el desperdicio alimentario y mejorar el rendimiento e inversión de los cultivos”. El citado centro indica que “casi treinta millones de toneladas de fruta son desperdiciadas anualmente en la producción primaria en Europa”. Está desarrollando “una plataforma robótica móvil capaz de recolectar fruta del suelo para aprovecharla, reduciendo así el desperdicio alimentario y mejorando el rendimiento e inversión de los cultivos agrícolas, y apostando por la sostenibilidad”. El proyecto FOODCOLLECT se concreta en la creación de un robot recolector que incorpora tres principales innovaciones: navegación autónoma, gracias a una plataforma robótica móvil; un brazo para la recolección; y un sistema avanzado de visión para la detección y localización de la fruta. Este proyecto de investigación se dirige en un inicio a la recogida de naranjas y caquis caídos del árbol. De cara al futuro se pretende que esta tecnología se extienda a cualquier fruta susceptible de ser recolectada del suelo agrícola.

28 de junio de 2022 |
Ir a Arriba