Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

domingo, 27 de noviembre de 2022

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

domingo, 27 de noviembre de 2022

Publicado un libro sobre las legumbres de Teruel

El Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA) publica el libro “Características del grano de las legumbres de Teruel conservadas en el Banco de Germoplasma Hortícola de Zaragoza”. Las autoras son Cristina Mallor y Ana María Sánchez, investigadoras de la Unidad de Hortofruticultura del CITA.

Esta publicación es el resultado del trabajo llevado a cabo en el proyecto “Viabilidad de cultivos alternativos para la producción de proteína vegetal para la sostenibilidad de la dieta humana y animal”, desarrollado en 2018 y coordinado por Cristina Mallor.

Uno de los objetivos de este proyecto era “determinar la potencialidad de las legumbres autóctonas de Teruel como cultivos alternativos para la producción sostenible de proteína vegetal destinada a la alimentación”.

Para el proyecto en sí y para las actividades permanentes del Banco de Germoplasma Hortícola se cuenta con financiación procedente del Gobierno de Aragón, Ministerio de Hacienda e Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA).

El Banco de Germoplasma Hortícola de Zaragoza ha ido recolectando y conservando desde 1981 la riqueza y la diversidad genética, gracias a las aportaciones de semillas por parte de agricultores altruistas.

Desde el CITA se señala que una parte de las variedades se ha perdido definitivamente en el campo, por lo que la única muestra que pervive es la conservada en forma de semillas en el citado Banco.

En el libro que se acaba de publicar se analiza la diversidad de legumbres propias del territorio de Teruel. Son un total de 110 muestras pertenecientes a 6 cultivos: Judía, guisante (en su mayoría bisaltos), garbanzo, haba, almorta (también denominada guija) y lenteja.

6 de mayo de 2020

Otras noticias

Lasca Negra, de Zaragoza, cumple cinco años y muestra más de un centenar de referencias de trufa negra

María Jesús Blanco es la propietaria de Lasca Negra, establecimiento que se presenta como el único de Zaragoza especializado en trufa negra. Dice que “buscar la excelencia y la transparencia, y no utilizar aromas artificiales en los productos de cercanía elaborados con trufa negra fueron los objetivos cuando, hace cinco años, decidí emprender este negocio”. Señala: “Para mí es fundamental que el consumidor tenga toda la transparencia e información posible del producto que va a comprar, y le ayudamos a tener un consumo más responsable”.

La propietaria de Lasca Negra explica que “en este establecimiento fomentamos los alimentos de ámbito local y nos encanta descubrir, a todo el que decide entrar en nuestra casa, los maravillosos productos que tenemos en Aragón, sobre todo la trufa negra, y también en León; yo soy leonesa y en Lasca Negra no pueden faltar los productos de mi tierra”.

María Jesús Blanco recuerda que “Lasca Negra surgió de la necesidad de dar a conocer la trufa negra en un territorio del que es el mayor productor mundial: Aragón”. Añade que “la mayoría de la Tuber melanosporum o trufa negra de invierno de aquí se exporta a Francia y Reino Unido, donde aquellos que la compran la aprecian y la conocen más que en nuestra propia tierra”.

Concluye que “muchas veces, cuando te regalan una trufa, no sabes qué hacer con ella ni cómo utilizarla, cocinarla o conservarla; por eso, intentamos educar al consumidor, y siempre le aconsejamos que, antes de comprar algo con trufa, lea bien la etiqueta porque muchas veces contienen aromas artificiales o trufas que no son Tuber melanosporum”.

25 de noviembre de 2022 |
Ir a Arriba