Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

jueves, 28 de octubre de 2021

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

jueves, 28 de octubre de 2021

El Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA) publica el libro “Características del grano de las legumbres de Teruel conservadas en el Banco de Germoplasma Hortícola de Zaragoza”. Las autoras son Cristina Mallor y Ana María Sánchez, investigadoras de la Unidad de Hortofruticultura del CITA.

Esta publicación es el resultado del trabajo llevado a cabo en el proyecto “Viabilidad de cultivos alternativos para la producción de proteína vegetal para la sostenibilidad de la dieta humana y animal”, desarrollado en 2018 y coordinado por Cristina Mallor.

Uno de los objetivos de este proyecto era “determinar la potencialidad de las legumbres autóctonas de Teruel como cultivos alternativos para la producción sostenible de proteína vegetal destinada a la alimentación”.

Para el proyecto en sí y para las actividades permanentes del Banco de Germoplasma Hortícola se cuenta con financiación procedente del Gobierno de Aragón, Ministerio de Hacienda e Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA).

El Banco de Germoplasma Hortícola de Zaragoza ha ido recolectando y conservando desde 1981 la riqueza y la diversidad genética, gracias a las aportaciones de semillas por parte de agricultores altruistas.

Desde el CITA se señala que una parte de las variedades se ha perdido definitivamente en el campo, por lo que la única muestra que pervive es la conservada en forma de semillas en el citado Banco.

En el libro que se acaba de publicar se analiza la diversidad de legumbres propias del territorio de Teruel. Son un total de 110 muestras pertenecientes a 6 cultivos: Judía, guisante (en su mayoría bisaltos), garbanzo, haba, almorta (también denominada guija) y lenteja.

6 de mayo de 2020

Otras noticias

Almozara Editorial y DPZ presentan el libro “Tesoros gastronómicos de la provincia de Zaragoza, en la mesa”

La Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ) ha sido el escenario de presentación de libro “Tesoros gastronómicos de la provincia de Zaragoza, en la mesa”, coeditado por la Diputación y Almozara Editorial. Se divide en diez capítulos protagonizados por otros tantos productos o sectores agroalimentarios de la provincia: el queso y otros derivados lácteos; el vino; el aceite de oliva virgen extra; jamón, embutidos y otras conservas cárnicas; miel y mermeladas; chocolate, frutas de Aragón y otros dulces especiales; espárragos y otras conservas vegetales; cerveza y vermut; pasta; y pan y repostería tradicional.

Cristina Arguilé, autora de los textos, señala que en este libro “hemos querido reflejar la riqueza de la despensa zaragozana, a través de la descripción de los productos elaborados que, por su singularidad, tradición, importancia económica o calidad diferenciada, y en muchos casos por todos estos motivos, mejor representan la agroalimentación zaragozana”.

Explica que, “con los quesos, vinos, aceites de oliva, conservas vegetales, embutidos… como hilos conductores, el lector emprenderá un viaje que llega a todos los territorios de la provincia y recorre la diversidad de sus paisajes (reflejando la huella que la transformación de alimentos del campo y de la granja ha dejado en nuestra historia, cultura e idiosincrasia), hasta el lugar donde estos productos alcanzan su máxima expresión, los restaurantes del mundo rural”.

Cristina Arguilé añade que esta obra “es un homenaje a los hombres y mujeres que trabajan en el medio rural, porque fueron, son y serán personas esenciales, ya que satisfacen la más elemental de las necesidades humanas, la de la nutrición, y ofrecen auténticos placeres gastronómicos que hacen nuestra vida mucho más llevadera; y, además de alimentar nuestros cuerpos y espíritus, nutren nuestros pueblos, un mundo rural que sólo se mantiene si se habita, se vive y se trabaja”.

27 de octubre de 2021 |
Ir a Arriba