Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

jueves, 28 de octubre de 2021

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

jueves, 28 de octubre de 2021

Panishop y Ámbar han presentado un nuevo “Pan romano, con corazón de cerveza”. Es el lema de esta iniciativa encuadrada en el proyecto de innovación BIOTAGUT. Estas firmas llevan colaborando una década en el uso de bagazo de cerveza para la elaboración de pan. Ahora dan un paso más al frente y presentan este pan romano.

José Rébola, director comercial y de marketing de Panishop, y Enrique Torguet, director de comunicación y relaciones institucionales de Cervezas Ámbar, han valorado el trabajo que realizan conjuntamente, a partir de materias primas básicas en la dieta de la humanidad.

En el acto de presentación de este producto se ha hecho referencia a la importancia que han tenido el pan y la cerveza a lo largo de los tiempos. Se ha hecho referencia a ese dicho que hace del pan el eslabón entre la arqueología y la gastronomía, y a que la primera receta para elaborar cerveza data de los tiempos de los sumerios, en Mesopotamia.

Panishop y Ámbar proponen un maridaje: Este pan romano y la cerveza 0,0 Tostada de esta firma aragonesa. José Rébola y Enrique Torguet han destacado que dos empresas aragonesas centenarias se hayan juntado para ejecutar un proyecto que aúna tradición e innovación.

La carta de presentación del “Pan romano, con corazón de cerveza” dice que “este producto tiene como objetivo mejorar la microbiota intestinal; el bagazo cervecero, la avena y la chía aportan una elevada cantidad de fibra”. Habla igualmente de la aportación de compuestos antioxidantes y omega 3.

26 de mayo de 2021

Otras noticias

Almozara Editorial y DPZ presentan el libro “Tesoros gastronómicos de la provincia de Zaragoza, en la mesa”

La Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ) ha sido el escenario de presentación de libro “Tesoros gastronómicos de la provincia de Zaragoza, en la mesa”, coeditado por la Diputación y Almozara Editorial. Se divide en diez capítulos protagonizados por otros tantos productos o sectores agroalimentarios de la provincia: el queso y otros derivados lácteos; el vino; el aceite de oliva virgen extra; jamón, embutidos y otras conservas cárnicas; miel y mermeladas; chocolate, frutas de Aragón y otros dulces especiales; espárragos y otras conservas vegetales; cerveza y vermut; pasta; y pan y repostería tradicional.

Cristina Arguilé, autora de los textos, señala que en este libro “hemos querido reflejar la riqueza de la despensa zaragozana, a través de la descripción de los productos elaborados que, por su singularidad, tradición, importancia económica o calidad diferenciada, y en muchos casos por todos estos motivos, mejor representan la agroalimentación zaragozana”.

Explica que, “con los quesos, vinos, aceites de oliva, conservas vegetales, embutidos… como hilos conductores, el lector emprenderá un viaje que llega a todos los territorios de la provincia y recorre la diversidad de sus paisajes (reflejando la huella que la transformación de alimentos del campo y de la granja ha dejado en nuestra historia, cultura e idiosincrasia), hasta el lugar donde estos productos alcanzan su máxima expresión, los restaurantes del mundo rural”.

Cristina Arguilé añade que esta obra “es un homenaje a los hombres y mujeres que trabajan en el medio rural, porque fueron, son y serán personas esenciales, ya que satisfacen la más elemental de las necesidades humanas, la de la nutrición, y ofrecen auténticos placeres gastronómicos que hacen nuestra vida mucho más llevadera; y, además de alimentar nuestros cuerpos y espíritus, nutren nuestros pueblos, un mundo rural que sólo se mantiene si se habita, se vive y se trabaja”.

27 de octubre de 2021 |
Ir a Arriba