Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

domingo, 26 de junio de 2022

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

domingo, 26 de junio de 2022

Así lo ha dicho Pablo Contreras, profesor de EAE Business School, en la jornada on line organizada por el Congreso Mundial del Jamón y que ha llevado por título “Millennials y centennials: Las nuevas generaciones de consumidores y su relación con el jamón”.

El presidente del comité organizador del Congreso Mundial del Jamón, Julio Tapiador, destaca que “los consumidores están cambiando notablemente sus hábitos, con un aumento del canal on line como opción frecuente de compra”.

Indica igualmente que “lo que no ha cambiado es la importancia del formato bocadillo, que continúa siendo clave para el sector”.

Pablo Contreras ha presentado los principales drivers de consumo que mueven a las generaciones de millennials (nacidos entre 1980 y 1995) y centennials (nacidos de 1996 en adelante).

Dice que “estas dos generaciones, que suman casi 16 millones de consumidores, mantienen una estrecha relación con las nuevas tecnologías, son poco accesibles a través de la publicidad convencional, y prefieren guiarse por las recomendaciones de amigos e influencers”.

Señala que “los millennials no quieren ser consumidores pasivos, sino que quieren participar en las decisiones de las marcas y opinar si lo que hace una marca les gusta o no”.

Basándose en una encuesta que ha realizado EAE Business School a 250 personas sobre sus hábitos de consumo y su relación con el jamón, Pablo Contreras destaca el “gran interés que tienen los millennials y centennials por los productos regionales, incluso más que para la generación X (nacidos desde 1969 hasta 1980)”.

Indica además que “el 88 por ciento de las personas encuestadas consumen derivados del cerdo, y más del 80 por ciento de los millennials y centennials sienten placer al comer jamón ibérico y blanco, siendo los últimos los que más placer experimentan”.

Julián González, director de marketing de ELPOZO Alimentación, explica su visión sobre cómo el sector jamonero se comunica con estos nuevos consumidores.

Indica que “el consumo no se crea ni se destruye, solamente cambia de lugar y se adapta a las restricciones que nos hemos encontrado con la pandemia”, refiriéndose a la importancia de nuevos canales de venta como el delivery y la compra on line.

Incide en la importancia del video al intentar llegar a las nuevas generaciones de consumidores, a través de redes sociales como Instagram o TikTok, y de las plataformas de video on demand como Netflix.

Recordamos que el XI Congreso Mundial del Jamón se celebrará en Segovia del 8 al 10 de junio de 2022, bajo la organización de la Asociación Nacional de Industrias de la Carne de España (ANICE), la Federación Empresarial de Carnes e Industrias Cárnicas (FECIC), y el Consorcio del Jamón Serrano.

27 de abril de 2021

Otras noticias

Claves para disfrutar la carne de cordero en una barbacoa de verano

Se ha celebrado el Día del Cordero (23 de junio) y, por tal motivo, la Indicación Geográfica Protegida (IGP) Cordero de Extremadura “Corderex” da algunas claves para disfrutar de esta carne durante el verano. Esta firma señala que, “aunque muchas veces se asocia a los guisos de invierno y a las fiestas navideñas, la carne de cordero es un producto versátil y rico en nutrientes que se puede disfrutar en cualquier época del año”. Raúl Muñiz, director técnico de Corderex, explica algunos consejos para preparar la perfecta barbacoa este verano:

UNA CARNE VERSÁTIL: “El cordero es un producto que ofrece múltiples posibilidades de elaboración a través de una amplia gama de propuestas de cortes. Entre sus infinitas posibilidades podemos encontrar el filete de pierna asado o a la parrilla, la clásica paletilla al horno o a la brasa, o incluso pinchos morunos. Las mejores piezas para preparar una barbacoa son las clásicas chuletas o el costillar, la pierna, la paletilla, o bien las hamburguesas a la parrilla”.

ELECCIÓN DEL CORTE: “El corte es, sin duda, uno de los aspectos más importantes ya que facilitará la preparación de la pieza de cordero elegida. Para salir de las elaboraciones tradicionales, como pueden ser la pierna y paletilla al horno así como las típicas chuletas, el carnicero podrá ofrecer y sorprender con cortes como: medallones de pierna, filetes de pierna sin hueso, tournedó, filete de carrillón, collares (cuello), cortes de falda, churrasco y churrasquitos. Así mismo, se puede optar por productos elaborados de pierna, cuello y falda como puedan ser los pinchos morunos, las brochetas o las hamburguesas. Todas estas presentaciones resultan perfectas para una buena barbacoa”.

EL PUNTO PERFECTO PARA LA CARNE: “Para conseguir el punto ideal de la carne, se recomienda el uso de leña y esperar a que salten las brasas. Es recomendable no encender el fuego usando gasolina ya que aportará un mal sabor a la carne. Además, se puede utilizar papel de cocina, cartón o ramitas secas para prender la leña. Cuando las brasas adquieran un color blanco ya podrás distribuirlas debajo de la parrilla y comenzar a cocinar”.

SELLADO DE LA CARNE: “Para que la carne pierda menos jugos y quede tierna en su interior, se recomienda sellar a fuego más fuerte al principio para después asarlo lentamente. Es importante sólo darle la vuelta una vez con la ayuda de unas pinzas”.

ALIÑOS, CONDIMENTOS Y GUARNICIÓN: “Es importante tener en cuenta que los aliños y adobos no deben nunca esconder el sabor original de las piezas. Por ello la sal puede ser el aliado perfecto como condimento para las barbacoas de carne de cordero. Una vez sellada la carne a fuego lento por ambos lados, ya se puede añadir una pizca de sal gorda o en escamas. Y a la hora de emplatar la carne de cordero de una manera visualmente atractiva se puede acompañar de una selección de verduras de la huerta a la parrilla, una ensalada fresca de hortalizas variadas, o bien unas patatas asadas o fritas”.

CONSERVACIÓN DEL PRODUCTO SOBRANTE: “Por último y no menos importante, aunque lo más recomendable es adquirir la carne y consumirla lo más fresca posible, es evidente que no siempre es así. Si no se va a consumir todo el producto en el mismo día, es necesario conservar la carne a una temperatura de cuatro grados en nevera o proceder a congelarla, si fuésemos a reservarla para un periodo de siete días o más. Y para descongelar, siempre cuando se vaya a consumir, ha de hacerse lentamente en nevera y nunca provocar cambios bruscos de temperatura”.

24 de junio de 2022 |
Ir a Arriba