Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

jueves, 28 de octubre de 2021

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

jueves, 28 de octubre de 2021

Miguel Zoco (de Alfocea) sustituye a Antonio Sierra al frente de Casa de Ganaderos de Zaragoza. Se convierte en el nuevo presidente de esta cooperativa que cumple este año su 803 aniversario. Le acompañan dos mujeres en la nueva Junta de la entidad: Liliana Balasch (de Mediana de Aragón), que ocupa el cargo de vicepresidente; y Rosa María Charneca (de Garrapinillos), el de secretaria.

Este nuevo Consejo de Casa de Ganaderos se ve completado por seis vocales, que son: Salvador Vela (de San Mateo de Gállego), Jesús Melero (de Alcalá de Moncayo), Sergio Fanlo (de Pina de Ebro), Javier Yebra (de Apiés), Luis Ibarbuen (de Mallén) y Pedro Jesús Montesa (de Leciñena).

Miguel Zoco asume la presidencia de esta cooperativa con la responsabilidad de estar al frente de una institución que acumula más de ocho siglos de existencia, y que ha sido pieza clave en la configuración histórica de Aragón.

Casa de Ganaderos es una cooperativa compuesta por unos 250 socios, con la comercialización de la carne de ovino como actividad esencial. Trabaja con la marca de calidad diferenciada Ternasco de Aragón, aunque también vende lechales, cordero selecto certificado, cordero ecológico y cabritos.

Su mercado de referencia son las grandes superficies y las carnicerías tradicionales de Aragón y el resto de España. También orienta sus ventas hacia la hostelería y la exportación (Asia y Oriente Próximo). Estos últimos mercados son destinos en los que está creciendo el consumo de cordero, frente a la tendencia europea a la baja.

Casa de Ganaderos presenta varios retos de futuro, como son incentivar el consumo de esta carne entre la población más joven, y que este producto no sólo sea tenido en cuenta en las celebraciones festivas sino también en el día a día. Para ello se viene trabajando con nuevos cortes, para facilitar su elaboración y consumo en la vida cotidiana de las familias.

El primer reto de la nueva Junta será equilibrar la cuenta de resultados de la cooperativa para obtener el mejor precio de venta posible para el cordero de nuestros socios. Algo que nos permitirá alcanzar un crecimiento ordenado de nuestra cooperativa.

Otra de las preocupaciones y ocupaciones del nuevo Consejo va a ser el estudio de un proyecto de instalación de un nuevo cebadero para que en un futuro nuestros socios más jóvenes no tengan el problema de las inundaciones del Ebro.

La actividad de Casa de Ganaderos no sólo se circunscribe en el ámbito económico de la comercialización de la carne que producen sus socios sino que se orienta igualmente a la conservación del patrimonio histórico y cultural generado a lo largo de sus ocho siglos de andadura. Toma protagonismo en este punto la Fundación Casa de Ganaderos, cuyo director es Armando Serrano.

La sede central de Casa de Ganaderos se ubica en un emblemático edificio en el número 8 de la calle San Andrés de la ciudad de Zaragoza, y cuenta con instalaciones en Mercazaragoza (con sala de despiece y envasado, integrada dentro del matadero) y en Nuez de Ebro (donde se ubican las naves de clasificación y una finca agrícola).

Además, Casa de Ganaderos es propietaria de una finca en Juslibol, en la que tiene un parque fotovoltaico y una explotación minera para el aprovechamiento de gravas.

22 de abril de 2021

Otras noticias

Almozara Editorial y DPZ presentan el libro “Tesoros gastronómicos de la provincia de Zaragoza, en la mesa”

La Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ) ha sido el escenario de presentación de libro “Tesoros gastronómicos de la provincia de Zaragoza, en la mesa”, coeditado por la Diputación y Almozara Editorial. Se divide en diez capítulos protagonizados por otros tantos productos o sectores agroalimentarios de la provincia: el queso y otros derivados lácteos; el vino; el aceite de oliva virgen extra; jamón, embutidos y otras conservas cárnicas; miel y mermeladas; chocolate, frutas de Aragón y otros dulces especiales; espárragos y otras conservas vegetales; cerveza y vermut; pasta; y pan y repostería tradicional.

Cristina Arguilé, autora de los textos, señala que en este libro “hemos querido reflejar la riqueza de la despensa zaragozana, a través de la descripción de los productos elaborados que, por su singularidad, tradición, importancia económica o calidad diferenciada, y en muchos casos por todos estos motivos, mejor representan la agroalimentación zaragozana”.

Explica que, “con los quesos, vinos, aceites de oliva, conservas vegetales, embutidos… como hilos conductores, el lector emprenderá un viaje que llega a todos los territorios de la provincia y recorre la diversidad de sus paisajes (reflejando la huella que la transformación de alimentos del campo y de la granja ha dejado en nuestra historia, cultura e idiosincrasia), hasta el lugar donde estos productos alcanzan su máxima expresión, los restaurantes del mundo rural”.

Cristina Arguilé añade que esta obra “es un homenaje a los hombres y mujeres que trabajan en el medio rural, porque fueron, son y serán personas esenciales, ya que satisfacen la más elemental de las necesidades humanas, la de la nutrición, y ofrecen auténticos placeres gastronómicos que hacen nuestra vida mucho más llevadera; y, además de alimentar nuestros cuerpos y espíritus, nutren nuestros pueblos, un mundo rural que sólo se mantiene si se habita, se vive y se trabaja”.

27 de octubre de 2021 |
Ir a Arriba