Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

sábado, 27 de noviembre de 2021

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

sábado, 27 de noviembre de 2021

El Centro Tecnológico AINIA, de la Comunidad Valenciana, lidera un proyecto que pretende mejorar el control de las plagas y enfermedades de los cultivos en tiempo real. Para ello se va a utilizar un sistema basado en tecnologías fotónicas e inteligencia artificial, y ello instalado en vehículos terrestres (robots) y aéreos (drones).

Desde el citado centro tecnológico se indica que “el diagnóstico individualizado y más certero supondrá una reducción en la aplicación de fitosanitarios, y al mismo tiempo mejorar la calidad del fruto”.

Todo ello se está ideando para todo tipo de cultivos. Se indica que la tecnología permitirá detectar, evaluar y diagnosticar enfermedades, plagas y daños en los cultivos, y facilitará la toma de decisiones por parte del agricultor.

El sistema estará basado en tecnologías de teledetección, combinando sensores fotónicos e inteligencia artificial. Esas tecnologías estarán instaladas en vehículos:

– Terrestres: Robots de exploración de campo que proporcionarán datos y mediciones fiables que puedan procesarse y usarse.

– Y aéreos: A través de aeronaves no tripuladas (drones) con sensores de mayor resolución espacial y espectral que permitan, con las mismas tecnologías, realizar diferentes operaciones (aplicación variable de fertilizantes, optimización de tratamientos fitosanitarios,…).

Ricardo Díaz, jefe del departamento de automatización inteligente de AINIA, señala que “la novedad de este proyecto, denominado CERES, es la integración de los dispositivos fotónicos en una unidad compacta robusta y de bajo coste que contenga además sistemas de inteligencia artificial para el procesado y análisis de los datos en tiempo real”.

Explica que “de este modo se puede emplear en áreas sin cobertura y en explotaciones de tamaño medio con el fin de acercar las nuevas tecnologías a todo el sector, no sólo a las grandes explotaciones, tratando así de universalizar la tecnología”.

El proyecto cuenta con la colaboración de AVA-ASAJA, ANECOOP, la Fundación Cajamar Comunidad Valenciana, Robotnik, Htec, Pulverizadores Fede y Sinfiny. Está apoyado por el Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (IVACE) y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

20 de octubre de 2020

Otras noticias

Nace la marca Trufa Negra d’Aragón

Se ha constituido la federación de asociaciones vinculadas con la trufa negra (Tuber melanosporum) de Aragón y ha presentado la marca conjunta Trufa Negra d’Aragón. Es el resultado de la unión de la Asociación de Recolectores y Cultivadores de Trufa de Aragón (Huesca), Asociación de Jóvenes Truficultores de Teruel y Asociación de Truficultores y Recolectores de Trufa Negra de las comarcas de Zaragoza. El objetivo que persiguen la nueva federación y la nueva marca conjunta es “potenciar la imagen, de tal manera que quien adquiera Trufa Negra d’Aragón lo haga sabiendo que está comprando un producto de calidad contrastada”.

Se cuenta con el respaldo de entidades como el Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria (CITA) de Aragón y como el Centro de Investigación y Experimentación en Truficultura (CIET), ubicado en Graus (Huesca).

Se ha presentado un informe sobre el sector de la trufa en Aragón:

Aragón se consolida como una de las mayores zonas productoras de trufa del mundo. La truficultura es una actividad que se encuentra en pleno proceso de desarrollo en este territorio, con un crecimiento aproximado de quinientas hectáreas anuales y con una superficie de diez mil kilómetros cuadrados aptos para el desarrollo de la trufa negra. El cuarenta y cuatro por ciento de los viveros de planta micorrizada de España se encuentra en Aragón, y suponen cerca del setenta y cinco por ciento del total de la producción anual del país, con alrededor de trescientos cincuenta mil plantones. El once por ciento del total mundial de las plantaciones productoras de trufa negra se encuentran en Aragón y se estima que el cincuenta por ciento de la producción global de estos hongos es aragonés”.

26 de noviembre de 2021 |
Ir a Arriba