Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

domingo, 27 de noviembre de 2022

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

domingo, 27 de noviembre de 2022

Los robots y drones con tecnología fotónica e inteligencia artificial facilitarán el control de plagas y enfermedades

El Centro Tecnológico AINIA, de la Comunidad Valenciana, lidera un proyecto que pretende mejorar el control de las plagas y enfermedades de los cultivos en tiempo real. Para ello se va a utilizar un sistema basado en tecnologías fotónicas e inteligencia artificial, y ello instalado en vehículos terrestres (robots) y aéreos (drones).

Desde el citado centro tecnológico se indica que “el diagnóstico individualizado y más certero supondrá una reducción en la aplicación de fitosanitarios, y al mismo tiempo mejorar la calidad del fruto”.

Todo ello se está ideando para todo tipo de cultivos. Se indica que la tecnología permitirá detectar, evaluar y diagnosticar enfermedades, plagas y daños en los cultivos, y facilitará la toma de decisiones por parte del agricultor.

El sistema estará basado en tecnologías de teledetección, combinando sensores fotónicos e inteligencia artificial. Esas tecnologías estarán instaladas en vehículos:

– Terrestres: Robots de exploración de campo que proporcionarán datos y mediciones fiables que puedan procesarse y usarse.

– Y aéreos: A través de aeronaves no tripuladas (drones) con sensores de mayor resolución espacial y espectral que permitan, con las mismas tecnologías, realizar diferentes operaciones (aplicación variable de fertilizantes, optimización de tratamientos fitosanitarios,…).

Ricardo Díaz, jefe del departamento de automatización inteligente de AINIA, señala que “la novedad de este proyecto, denominado CERES, es la integración de los dispositivos fotónicos en una unidad compacta robusta y de bajo coste que contenga además sistemas de inteligencia artificial para el procesado y análisis de los datos en tiempo real”.

Explica que “de este modo se puede emplear en áreas sin cobertura y en explotaciones de tamaño medio con el fin de acercar las nuevas tecnologías a todo el sector, no sólo a las grandes explotaciones, tratando así de universalizar la tecnología”.

El proyecto cuenta con la colaboración de AVA-ASAJA, ANECOOP, la Fundación Cajamar Comunidad Valenciana, Robotnik, Htec, Pulverizadores Fede y Sinfiny. Está apoyado por el Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (IVACE) y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

20 de octubre de 2020

Otras noticias

Lasca Negra, de Zaragoza, cumple cinco años y muestra más de un centenar de referencias de trufa negra

María Jesús Blanco es la propietaria de Lasca Negra, establecimiento que se presenta como el único de Zaragoza especializado en trufa negra. Dice que “buscar la excelencia y la transparencia, y no utilizar aromas artificiales en los productos de cercanía elaborados con trufa negra fueron los objetivos cuando, hace cinco años, decidí emprender este negocio”. Señala: “Para mí es fundamental que el consumidor tenga toda la transparencia e información posible del producto que va a comprar, y le ayudamos a tener un consumo más responsable”.

La propietaria de Lasca Negra explica que “en este establecimiento fomentamos los alimentos de ámbito local y nos encanta descubrir, a todo el que decide entrar en nuestra casa, los maravillosos productos que tenemos en Aragón, sobre todo la trufa negra, y también en León; yo soy leonesa y en Lasca Negra no pueden faltar los productos de mi tierra”.

María Jesús Blanco recuerda que “Lasca Negra surgió de la necesidad de dar a conocer la trufa negra en un territorio del que es el mayor productor mundial: Aragón”. Añade que “la mayoría de la Tuber melanosporum o trufa negra de invierno de aquí se exporta a Francia y Reino Unido, donde aquellos que la compran la aprecian y la conocen más que en nuestra propia tierra”.

Concluye que “muchas veces, cuando te regalan una trufa, no sabes qué hacer con ella ni cómo utilizarla, cocinarla o conservarla; por eso, intentamos educar al consumidor, y siempre le aconsejamos que, antes de comprar algo con trufa, lea bien la etiqueta porque muchas veces contienen aromas artificiales o trufas que no son Tuber melanosporum”.

25 de noviembre de 2022 |
Ir a Arriba