Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

sábado, 22 de enero de 2022

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

sábado, 22 de enero de 2022

Es la estimación que ha realizado la Federación Nacional de Comunidades de Regantes (Fenacore). Dice que este colectivo podría ahorrar al menos un 20 por ciento en sus costes eléctricos si pudieran firmar dos contratos al año. Pide por ello el desarrollo normativo correspondiente.

Fenacore recuerda que ésta es una de sus reivindicaciones históricas. Lleva insistiendo en ello durante más de diez años.

Lo que pretende el colectivo regante es “poder firmar un contrato de temporada para los meses de máximo consumo y otro (con una potencia mínima) para el resto del año, con el que simplemente mantener los equipos”.

Los regantes sostienen que “el abaratamiento de los costes serviría para avanzar en la modernización del casi millón de hectáreas de regadío aún pendiente, lo que a su vez se traduciría en un importante ahorro en el consumo de agua, tras haberlo reducido en un 16 por ciento en la última década”.

Fenacore lamenta que, “desde que se suprimieron las tarifas especiales de regadío, el recibo eléctrico ha subido más de un 120 por ciento, principalmente debido a los costes fijos, puesto que el término de potencia se ha incrementado en más de un 1.100 por ciento”.

Según el presidente de Fenacore, Andrés del Campo, “los regantes somos el segundo consumidor de energía, después de ADIF (de ahí que el encarecimiento lastre la competitividad del sector); frente a ello también habría que fomentar la energía distribuida en las zonas regables para autoconsumo, impulsar la producción de renovables, y permitir pagar en función de la potencia real registrada y no de la teóricamente contratada, ya que así se evitaría pagar todo el año aunque no se riegue”.

22 de diciembre de 2020

Otras noticias

UPA Aragón se manifiesta este domingo en Madrid por un mundo rural vivo y una agricultura y ganadería familiar

UPA Aragón recuerda que participará este domingo, 23 de enero, en la manifestación que tendrá lugar en Madrid bajo el lema “Por un medio rural vivo. En defensa de la agricultura y ganadería familiar”. Esta organización profesional agraria resume su tabla reivindicativa en los siguientes términos: “Necesidad de establecer un plan de choque ante el incremento de los costes de producción, la aplicación a rajatabla de la Ley de Cadena para garantizar precios justos, una PAC basada en la agricultura y ganadería familiar y con más apoyos para jóvenes y mujeres rurales, la reducción de las tarifas eléctricas y el mantenimiento y recuperación de servicios en los pueblos”.

La manifestación está convocada por unas doscientas plataformas, asociaciones y colectivos vinculados con el medio rural. El objetivo es “pedir respeto y progreso para los pueblos”. La convocatoria es a las 11:00 horas en la plaza de San Juan de la Cruz. Allí se leerán varios manifiestos. El recorrido será de unos cuatro kilómetros y finalizará en la zona de Atocha, en torno a las 16:00 horas.

José Manuel Roche, secretario general de UPA Aragón, señala que “la agricultura y ganadería familiar es la base de la economía rural, por lo que es necesario proteger este modelo por encima de todo; vivir en un pueblo no significar ser ciudadano de segunda”. Reivindica “derechos y calidad de vida para todas las personas que apuestan por un proyecto vital ligado al medio rural, sean ganaderos, agricultores, emprendedores o profesionales de cualquier otro sector”.

21 de enero de 2022 |
Ir a Arriba