Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

lunes, 6 de febrero de 2023

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

lunes, 6 de febrero de 2023

Los productores de maíz editan un video divulgativo sobre la importancia económica y medioambiental de este cultivo

La Asociación General de Productores de Maíz de España (AGPME), su homóloga portuguesa (Anpromis) y ASAJA Huesca editan un video en el que diversos expertos del sector destacan la importancia económica y medioambiental de este cultivo en la Península Ibérica, y defienden la aplicación de la biotecnología en el desarrollo de una agricultura sostenible. Este documento audiovisual lleva por título “El cultivo del maíz, ejemplo de rentabilidad económica y medioambiental”.

Este trabajo viene a sustituir la celebración del II Congreso Ibérico del Maíz, pospuesto para 2022 por la pandemia de la COVID-19. Se celebrará en Barbastro (Huesca). Hay que recordar que la primera edición de este congreso se celebró en Lisboa (Portugal).

La superficie que se destina al cultivo del maíz en España se sitúa en torno a las 344.000 hectáreas, casi en su práctica totalidad de regadío. Se producen al año más de cuatro millones de toneladas de grano.

El director de la AGPME y de ASAJA Aragón, Javier Folch, marca como objetivo común a todos los productores de este cereal “comunicar más y mejor dichos beneficios, entre los que se encuentra su capacidad de captura de almacenamiento de CO2, lo que convierte al cultivo en una potente solución en la lucha contra el cambio climático”.

El presidente de la AGPME, José Luis Romeo, incide en las ventajas agronómicas del maíz, añadiendo que “es un cultivo que genera gran cantidad de materia orgánica, idónea para reforzar la estructura del suelo“. Por su parte, desde Portugal, el presidente de la Associação Nacional de Produtores de Milho e Sorgo (Anpromis), Jorge Neves, introduce la importancia del productor de maíz como “primer defensor del medio ambiente”.

Por parte de Bayer CropScience, Carlos Martín, market development representative, y Alba Pons, asesora agronómica, abordan cuestiones como los últimos avances en la consecución de variedades más productivas y resistentes, la importancia de la densidad adecuada en el cultivo del maíz, los conceptos de siembra variable y nitrógeno variable, y el peso de lo digital en la agricultura moderna.

El video incluye también la postura de otros representantes del sector, como César Trillo, presidente de la Federación de Comunidades de Regantes de la Cuenca del Ebro (Ferebro), y Fernando Garcés, agricultor y socio de la AGPME, sobre otras preocupaciones de los productores de maíz como la necesidad de contar con agua suficiente de regadío para asegurar la cosecha, o las implicaciones del avance del ecologismo desde las ciudades.

José Luis Romeo concluye que “la biotecnología se erige en la solución idónea de los productores de maíz para buscar el equilibrio entre sostenibilidad y producción; nos hace más competitivos y sostenibles”.

El video se puede ver en el enlace siguiente:

https://www.youtube.com/watch?v=wB7uQ7fhX5Q

28 de octubre de 2021

Otras noticias

La superficie de cultivo en España se mantiene estable por encima de los 16,8 millones de hectáreas

La superficie de cultivo en España se mantuvo estable en 2022, con un total de 16.830.738 hectáreas, apenas un 0,42 por ciento menos que en el año anterior, según los datos provisionales de la Encuesta sobre Superficies y Rendimientos de Cultivo de España (Esyrce), publicada por el Ministerio de Agricultura. Se observa un incremento de las superficies de girasol, colza y, en menor medida, cultivos leñosos, excepto viñedo y olivar.

La superficie dedicada a tierras de cultivo presenta un ligero descenso. En 2022 se situó en 16.830.738 hectáreas. Del total de esta superficie, 11.309.264 hectáreas corresponden a tierra arable (cultivos herbáceos y barbechos), 5.375.463 a cultivos leñosos y 146.011 a otras tierras de cultivo.

En el grupo de los cereales en general, se produce un descenso en su conjunto del 3,64 por ciento. Salvo el trigo, desciende la superficie de todos los cereales de invierno. Arroz y maíz presentan la menor superficie de los últimos dieciocho años, como consecuencia, probablemente, de la situación provocada por la sequía sufrida en la campaña. El sorgo, a pesar del fuerte incremento porcentual, no llega a las tres mil hectáreas de aumento en valor absoluto.

Las leguminosas grano son, junto con los cultivos industriales y los tubérculos, el grupo de cultivos herbáceos que aumenta su superficie respecto al año anterior.

Los cultivos industriales son el grupo de cultivo que más aumenta porcentualmente la superficie en 2022. Girasol y colza aumentan en más de doscientas mil hectáreas en su conjunto. Sin embargo, los cultivos de regadío muestran un fuerte descenso como consecuencia de la sequía sufrida.

En el grupo de las plantas forrajeras, la superficie total desciende un 0,87 por ciento, destacando la alfalfa, el maíz forrajero y otras con destino forrajero, entre las que se encuentran remolacha y nabo, coles y berzas, y otras plantas de escarda. Tan sólo la veza forrajera y otros cereales para forraje aumentan la superficie respecto al año anterior.

En el grupo de los cultivos leñosos es de destacar el progresivo aumento de prácticamente todas las especies del grupo, exceptuando viñedo, olivar y otros leñosos. Viñedo y olivar descienden muy levemente, arrastrados por el descenso de la uva para vinificación y aceituna para aceite.

Dentro de otros cultivos leñosos, el algarrobo muestra un mayor descenso porcentual. En su conjunto, los cultivos leñosos aumentan un 0,27 por ciento su superficie respecto al 2021 y destaca el incremento de los frutales no cítricos. Dentro de estos, el almendro y el pistacho son los que más crecen, seguidos, en menor medida, por melocotonero-nectarina y aguacate. Respecto a los frutales no cítricos, desciende el manzano, caqui, kiwi y mango, entre los subtropicales; y avellano en frutos secos. Dentro de los frutales cítricos aumentan naranjo y limonero.

3 de febrero de 2023 |
Ir a Arriba