Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

sábado, 27 de noviembre de 2021

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

sábado, 27 de noviembre de 2021

La Asociación Española de Fabricantes de Alfalfa Deshidratada (AEFA) hace balance de las exportaciones del mes de septiembre de 2020, en el que de nuevo se produjo un retroceso en el volumen de ventas internacionales respecto al mismo mes de 2019. Ocurrió lo mismo que había pasado en agosto.

En septiembre las exportaciones españolas de alfalfa se situaron en 113.000 toneladas (con un descenso del 11,3 por ciento). En agosto el descenso se cifró en un 8 por ciento.

AEFA indica que “estos datos no hacen más que constatar las dificultades que está teniendo nuestro sector para comercializar sus productos en el mercado internacional”.

Argumenta que “nuestras exportaciones se están viendo lastradas, especialmente a Asia, debido a los problemas logísticos derivados de la COVID-19: Dificultad para encontrar espacio en barcos, subidas de precios de los fletes, servicio intermitente, blank sailings,…”.

Y añade: “Además, la fortaleza del euro frente al dólar hace aún más complicado que los forrajes españoles puedan competir, especialmente con el producto norteamericano”.

En relación a los principales destinos de los forrajes deshidratados españoles, un mes más Emiratos Árabes Unidos se sitúa en primer lugar con 45.702 toneladas, seguido de Arabia Saudí con 37.285 toneladas, y China con algo menos de 10.000 toneladas.

AEFA indica además que “en lo referente a la venta por formatos, como viene siendo tónica habitual esta campaña, el peso de los pellets sigue aumentando; el 34 por ciento exportado en el mes de septiembre se comercializó en formato granulado, debido al aumento de las ventas en Arabia Saudí”.

30 de noviembre de 2020

Otras noticias

Nace la marca Trufa Negra d’Aragón

Se ha constituido la federación de asociaciones vinculadas con la trufa negra (Tuber melanosporum) de Aragón y ha presentado la marca conjunta Trufa Negra d’Aragón. Es el resultado de la unión de la Asociación de Recolectores y Cultivadores de Trufa de Aragón (Huesca), Asociación de Jóvenes Truficultores de Teruel y Asociación de Truficultores y Recolectores de Trufa Negra de las comarcas de Zaragoza. El objetivo que persiguen la nueva federación y la nueva marca conjunta es “potenciar la imagen, de tal manera que quien adquiera Trufa Negra d’Aragón lo haga sabiendo que está comprando un producto de calidad contrastada”.

Se cuenta con el respaldo de entidades como el Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria (CITA) de Aragón y como el Centro de Investigación y Experimentación en Truficultura (CIET), ubicado en Graus (Huesca).

Se ha presentado un informe sobre el sector de la trufa en Aragón:

Aragón se consolida como una de las mayores zonas productoras de trufa del mundo. La truficultura es una actividad que se encuentra en pleno proceso de desarrollo en este territorio, con un crecimiento aproximado de quinientas hectáreas anuales y con una superficie de diez mil kilómetros cuadrados aptos para el desarrollo de la trufa negra. El cuarenta y cuatro por ciento de los viveros de planta micorrizada de España se encuentra en Aragón, y suponen cerca del setenta y cinco por ciento del total de la producción anual del país, con alrededor de trescientos cincuenta mil plantones. El once por ciento del total mundial de las plantaciones productoras de trufa negra se encuentran en Aragón y se estima que el cincuenta por ciento de la producción global de estos hongos es aragonés”.

26 de noviembre de 2021 |
Ir a Arriba