Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

sábado, 4 de febrero de 2023

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

sábado, 4 de febrero de 2023

Los premios Emprende Rural recaen en proyectos de Piedrafita de Jaca (Huesca), Mozota (Zaragoza) y Oliete (Teruel)

La Fundación Caja Rural de Aragón y Embou publican el fallo de la convocatoria de premios Emprende Rural. Camaleo, de Piedrafita de Jaca (Huesca); Víctor Domínguez, de Mozota (Zaragoza); y Albarizas Olive Oil, de Oliete (Teruel), han logrado los tres primeros premios. Se han presentado veinticuatro iniciativas de emprendimiento en esta segunda edición de Emprende Rural.

El proyecto emprendedor que impulsa desde la localidad de Piedrafita de Jaca la sociedad Camaleo se ha alzado con el primer premio. Este proyecto de emprendimiento social “da respuesta a una necesidad importante en los pequeños municipios rurales de nuestro territorio, a través de un supermercado automático gestionado de manera comunitaria por los vecinos de la localidad”. El proyecto Camaleo fue presentado por Ángela Millán, que recibirá seis mil euros, un año de internet gratis con Embou y la mentorización financiera impartida por Caja Rural de Aragón durante un año.

El segundo premio ha sido para el proyecto presentado por Víctor Domínguez. Este joven impulsa la construcción de una zona de coworking con dos oficinas y un almacén en Mozota (Zaragoza), con el reciclaje de contenedores marítimos, dándoles una nueva vida, reformados con materiales reciclados y respetuosos con el medio ambiente. Recibirá cuatro mil euros.

El proyecto “misraíces”, presentado por Álvaro Moreno, a través de la sociedad Albarizas Olive Oil, es una propuesta de experiencia gastronómica poniendo en valor los olivares. Recibirá dos mil euros.

El jurado ha estado compuesto por Etién Aldea, representante de Embou; José Antonio Artigas, responsable de la Fundación Caja Rural de Aragón; Silvia Plaza, presidenta en AJE Zaragoza; y Laura Sipán, emprendedora de Sodeto, en Los Monegros, y ganadora de la edición 2021.

30 de noviembre de 2022

Otras noticias

La superficie de cultivo en España se mantiene estable por encima de los 16,8 millones de hectáreas

La superficie de cultivo en España se mantuvo estable en 2022, con un total de 16.830.738 hectáreas, apenas un 0,42 por ciento menos que en el año anterior, según los datos provisionales de la Encuesta sobre Superficies y Rendimientos de Cultivo de España (Esyrce), publicada por el Ministerio de Agricultura. Se observa un incremento de las superficies de girasol, colza y, en menor medida, cultivos leñosos, excepto viñedo y olivar.

La superficie dedicada a tierras de cultivo presenta un ligero descenso. En 2022 se situó en 16.830.738 hectáreas. Del total de esta superficie, 11.309.264 hectáreas corresponden a tierra arable (cultivos herbáceos y barbechos), 5.375.463 a cultivos leñosos y 146.011 a otras tierras de cultivo.

En el grupo de los cereales en general, se produce un descenso en su conjunto del 3,64 por ciento. Salvo el trigo, desciende la superficie de todos los cereales de invierno. Arroz y maíz presentan la menor superficie de los últimos dieciocho años, como consecuencia, probablemente, de la situación provocada por la sequía sufrida en la campaña. El sorgo, a pesar del fuerte incremento porcentual, no llega a las tres mil hectáreas de aumento en valor absoluto.

Las leguminosas grano son, junto con los cultivos industriales y los tubérculos, el grupo de cultivos herbáceos que aumenta su superficie respecto al año anterior.

Los cultivos industriales son el grupo de cultivo que más aumenta porcentualmente la superficie en 2022. Girasol y colza aumentan en más de doscientas mil hectáreas en su conjunto. Sin embargo, los cultivos de regadío muestran un fuerte descenso como consecuencia de la sequía sufrida.

En el grupo de las plantas forrajeras, la superficie total desciende un 0,87 por ciento, destacando la alfalfa, el maíz forrajero y otras con destino forrajero, entre las que se encuentran remolacha y nabo, coles y berzas, y otras plantas de escarda. Tan sólo la veza forrajera y otros cereales para forraje aumentan la superficie respecto al año anterior.

En el grupo de los cultivos leñosos es de destacar el progresivo aumento de prácticamente todas las especies del grupo, exceptuando viñedo, olivar y otros leñosos. Viñedo y olivar descienden muy levemente, arrastrados por el descenso de la uva para vinificación y aceituna para aceite.

Dentro de otros cultivos leñosos, el algarrobo muestra un mayor descenso porcentual. En su conjunto, los cultivos leñosos aumentan un 0,27 por ciento su superficie respecto al 2021 y destaca el incremento de los frutales no cítricos. Dentro de estos, el almendro y el pistacho son los que más crecen, seguidos, en menor medida, por melocotonero-nectarina y aguacate. Respecto a los frutales no cítricos, desciende el manzano, caqui, kiwi y mango, entre los subtropicales; y avellano en frutos secos. Dentro de los frutales cítricos aumentan naranjo y limonero.

3 de febrero de 2023 |
Ir a Arriba