Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

martes, 28 de junio de 2022

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

martes, 28 de junio de 2022

Laura Capistrós, conocida en internet como “Laura sin refinar”, ha dado el paso de iniciar un negocio basado en su afición por la cocina, orientando ésta hacia productos que carecen de azúcar, gluten, harinas refinadas y alimentos ultraprocesados. Para lanzarse a esta iniciativa ha contado con una ayuda del Ceder Monegros. De momento, continúa con su asesoría de empresas en Grañén (Huesca). Está en pleno periodo de transición. Ha elegido Robres para la nueva iniciativa frente a Zaragoza. Va a trabajar en el negocio on line y en el abastecimiento a tiendas de Huesca y Zaragoza. Un ejemplo de producto es el pan sarraceno. Laura Capistrós (“Laura sin refinar”) reflexiona sobre los problemas de salud de la sociedad actual: “Las dolencias autoinmunes y la inflamación de nuestro organismo, uno de los grandes males que aquejan a las sociedades occidentales, se relacionan de manera estrecha con el estrés y la alimentación; está demostrado que a nuestro organismo le sientan mejor los alimentos no refinados”. Concluye: “Se trata de reeducar el paladar y cambiar el chip”.

19 de mayo de 2022

Otras noticias

Un robot móvil recolectará y aprovechará la fruta caída al suelo

Es el proyecto que se denomina FOODCOLLECT, en el que trabaja el centro tecnológico AINIA, de Valencia. Esta iniciativa tecnológica pretende “reducir el desperdicio alimentario y mejorar el rendimiento e inversión de los cultivos”. El citado centro indica que “casi treinta millones de toneladas de fruta son desperdiciadas anualmente en la producción primaria en Europa”. Está desarrollando “una plataforma robótica móvil capaz de recolectar fruta del suelo para aprovecharla, reduciendo así el desperdicio alimentario y mejorando el rendimiento e inversión de los cultivos agrícolas, y apostando por la sostenibilidad”. El proyecto FOODCOLLECT se concreta en la creación de un robot recolector que incorpora tres principales innovaciones: navegación autónoma, gracias a una plataforma robótica móvil; un brazo para la recolección; y un sistema avanzado de visión para la detección y localización de la fruta. Este proyecto de investigación se dirige en un inicio a la recogida de naranjas y caquis caídos del árbol. De cara al futuro se pretende que esta tecnología se extienda a cualquier fruta susceptible de ser recolectada del suelo agrícola.

28 de junio de 2022 |
Ir a Arriba