Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

jueves, 25 de julio de 2024

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

jueves, 25 de julio de 2024

Las indemnizaciones por daños agrarios en el primer semestre de 2023 supera el total de 2022, que ya fue el de mayor siniestralidad hasta esa fecha

Agroseguro hace balance del primer semestre de 2023 en cuanto a siniestralidad agraria se refiere. Las indemnizaciones se elevaron por encima de los setecientos setenta y dos millones de euros, una cifra que supera los setecientos sesenta y nueve millones abonados en todo 2022, el año de mayor siniestralidad de la historia del seguro agrario. A la cifra relativa al primer semestre de 2023 habrá que sumar todos los siniestros agrícolas y pecuarios que se puedan producir durante el segundo semestre.

Más de seiscientos ochenta y siete millones de euros corresponden a siniestros agrícolas y más de ochenta y cinco millones de euros se refieren al conjunto de seguros pecuarios.

A 30 de junio los cultivos herbáceos acumulaban siniestros por valor de casi trescientos ochenta y nueve millones de euros, una cifra provisional, ya que hay que sumar los partes que Agroseguro ha seguido recibiendo en las semanas posteriores. Esta entidad dice que “la falta de precipitaciones sufrida durante los primeros meses del año es la responsable del mayor siniestro de la historia del seguro agrario, agravado por las tormentas de pedrisco sufridas en las últimas semanas”.

Se estima en casi setenta y seis millones de euros las indemnizaciones a los productores de fruta, más de cuarenta y ocho millones en siniestros en viñedo, casi cuarenta y cuatro millones en cítricos, treinta y cinco millones por daños en ajo y más de treinta y cuatro millones en el conjunto de hortalizas. El resto, hasta completar el total, corresponde a siniestros de cereza, almendro o caqui, entre otros cultivos.

20 de julio de 2023

Otras noticias

El bienestar animal, en el centro de la investigación en dispositivos tecnológicos

El grupo Howlab, del Instituto de Investigación en Ingeniería de Aragón (I3A), de la Universidad de Zaragoza, trabaja en un proyecto que persigue “hacer que las tecnologías de monitorización se adapten a los animales y no al contrario”. La investigación se ha llevado a cabo en ganadería y animales de compañía; ahora se ampliará a animales salvajes en la Reserva Natural de Loziba, en Sudáfrica.

Marta Siguín es una de las investigadoras del grupo Howlab. Quiere “diseñar dispositivos en los que no sólo se valore qué se quiere medir y cómo se va a llevar a cabo a nivel tecnológico, sino también cuáles son las características y necesidades específicas de cada animal, y cómo estas deben reflejarse en el diseño formal y funcional del dispositivo”.

Hasta ahora ha trabajado principalmente con ganadería y animales de compañía desde la Universidad de Zaragoza pero en el mes de agosto viajará a Sudáfrica para continuar investigando; lo hará desde la Reserva Natural de Loziba, donde durante tres meses estudiará los conflictos que sufre la fauna silvestre sudafricana —elefantes, leones o licaones— cuando se les monitoriza.

Más detalles sobre este proyecto, en el enlace siguiente:

https://i3a.unizar.es/es/noticias/el-bienestar-animal-se-pone-en-el-centro-de-la-investigacion-en-dispositivos-tecnologicos

24 de julio de 2024 |
Ir a Arriba