Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

miércoles, 29 de junio de 2022

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

miércoles, 29 de junio de 2022

ASAJA muestra su inquietud ante la situación que está viviendo el campo aragonés con las altas temperaturas que se están registrando en este mes de mayo. Dice que la cosecha está en riesgo, con una especial afección para las cebadas tardías y trigos, así como para los guisantes, colzas y habas, que se encuentran en este momento en la fase crítica del ciclo productivo. La previsión de cosecha es de 930.000 toneladas en el caso de la provincia de Huesca, y de algo más de dos millones de toneladas en el conjunto de Aragón. ASAJA añade que, “en caso de no darse un llenado óptimo del grano, lo más probable es que la reducción de cosecha respecto a la campaña anterior sea de entre un veinticinco y un treinta por ciento”. Y concluye: “La climatología extrema está marcando una campaña lastrada por el alto coste de fertilizantes, gasóleo y fitosanitarios, y una gran incertidumbre respecto al futuro”.

18 de mayo de 2022

Otras noticias

Un robot móvil recolectará y aprovechará la fruta caída al suelo

Es el proyecto que se denomina FOODCOLLECT, en el que trabaja el centro tecnológico AINIA, de Valencia. Esta iniciativa tecnológica pretende “reducir el desperdicio alimentario y mejorar el rendimiento e inversión de los cultivos”. El citado centro indica que “casi treinta millones de toneladas de fruta son desperdiciadas anualmente en la producción primaria en Europa”. Está desarrollando “una plataforma robótica móvil capaz de recolectar fruta del suelo para aprovecharla, reduciendo así el desperdicio alimentario y mejorando el rendimiento e inversión de los cultivos agrícolas, y apostando por la sostenibilidad”. El proyecto FOODCOLLECT se concreta en la creación de un robot recolector que incorpora tres principales innovaciones: navegación autónoma, gracias a una plataforma robótica móvil; un brazo para la recolección; y un sistema avanzado de visión para la detección y localización de la fruta. Este proyecto de investigación se dirige en un inicio a la recogida de naranjas y caquis caídos del árbol. De cara al futuro se pretende que esta tecnología se extienda a cualquier fruta susceptible de ser recolectada del suelo agrícola.

28 de junio de 2022 |
Ir a Arriba