Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

viernes, 19 de abril de 2024

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

viernes, 19 de abril de 2024

La vendimia comenzará en la DOP Calatayud en torno al 15 de septiembre, previéndose recoger nueve millones de kilos de uva

La Denominación de Origen Protegida (DOP) Calatayud prevé iniciar la vendimia en torno al 15 de septiembre, con una estimación de cosecha de unos nueve millones de kilos de uva; supone un descenso del diez por ciento respecto al año pasado. El consejo regulador de la DOP Calatayud achaca la merma en la producción a las condiciones meteorológicas de los últimos meses, en los que “la sequía y las altas temperaturas han causado un mayor estrés en la uva; también las tormentas de granizo de las últimas semanas han contribuido a la reducción de expectativas de cosecha”. Con las condiciones ambientales actuales, se prevé un adelanto de la vendimia de unos diez días, para empezar sobre el 15 de septiembre con las variedades blancas: macabeo, garnacha blanca y chardonnay. Luego les seguirían las tintas tempranillo y syrah, para concluir en octubre con la garnacha. La DOP Calatayud añade que, “si en los próximos días el anuncio de tormentas se tradujera en lluvia, las posibles mermas de cosecha previstas podrían suavizarse, ya que la viña presenta un grano bien formado y con peso”. Respecto a la previsión de la calidad de los vinos, “las primeras muestras de uva analizadas en bodega presentan unos parámetros de acidez y pH muy equilibrados, lo que hace suponer que, aunque los rendimientos y la cosecha sean más cortas, la calidad de los vinos será alta”. En la actualidad, la DOP Calatayud cuenta con un viñedo total de unas tres mil doscientas hectáreas, siendo las variedades tintas las más representativas con el noventa y tres por ciento del viñedo. La uva garnacha ocupa la primera posición con más del setenta por ciento del viñedo.

25 de agosto de 2022

Otras noticias

La Diputación Provincial de Huesca destina casi 1,2 millones de euros de su Plan de Obras a trabajos de conservación de caminos vecinales

El Plan de Obras y Servicios de la Diputación Provincial de Huesca ha querido prestar atención en este año 2024 a la conservación de caminos vecinales, un asunto de gran importancia para los pequeños municipios del Alto Aragón en los que se vayan a ejecutar los proyectos. En muchos de los casos serán los agricultores y ganaderos de estas poblaciones los beneficiarios de los trabajos.

La Diputación de Huesca destina casi 1,2 millones de euros al mantenimiento de caminos, partida a la que hay que sumar otros casi trescientos mil euros en concepto de ordenación del tráfico y estacionamiento, y en accesos a los núcleos de población.

Estamos hablando de casi una cuarentena de intervenciones con presupuestos que no son muy elevados de por sí pero que cada uno de ellos podría suponer un significativo quebranto económico para las arcas de los distintos ayuntamientos beneficiarios.

Destacan los proyectos que se van a llevar a cabo de revisión, mantenimiento, acondicionamiento, mejora y asfaltado de caminos en municipios como Valle de Hecho, Zaidín, Binaced, El Grado, Aísa, Sesa y Canal de Berdún, por poner algunos ejemplos.

Se puede citar igualmente el proyecto de urbanización de un espacio público para aparcamiento en La Puebla de Castro y el referido a la mejora del acceso al pueblo de Benifons, en Montanuy.

19 de abril de 2024 |
Ir a Arriba