Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

sábado, 27 de noviembre de 2021

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

sábado, 27 de noviembre de 2021

La Denominación de Origen Protegida (DOP) Jamón de Teruel hace balance de 2020, año en el que la producción de Jamón y Paleta de Teruel DOP creció un 23 por ciento respecto a 2019. Desde la citada entidad se muestra su satisfacción tras observar que la pandemia de la COVID-19 no doblegaba la línea ascendente de producción de los últimos años.

El Jamón de Teruel DOP en curado registraba en 2020 un crecimiento del 23,4 por ciento, marcándose más de 349.000 piezas. El crecimiento en Paleta de Teruel DOP fue del 21,7 por ciento, llegando a casi 133.500 piezas certificadas.

El presidente del Consejo Regulador, Ricardo Mosteo, valora estos resultados por haber sido “un año muy complicado en el que el sector de la DOP Jamón de Teruel no sólo ha conseguido resistir sino que ha mantenido una evolución favorable en su producción”.

La pandemia también ha favorecido la digitalización de las empresas acogidas a la DOP para adaptarse a la nueva situación y poder así continuar con normalidad en sus actividades.

Esa digitalización ha permitido un aumento de las ventas on line, otro de los cambios destacables que se han producido en la DOP Jamón de Teruel durante la pandemia.

Las restricciones de movilidad han supuesto cambios en los patrones de consumo de las familias, que fueron abandonando el consumo en restaurantes a favor del consumo en casa.

El Consejo Regulador dio el paso también para realizar un estudio del ciclo de vida de su producto con el fin de conseguir una foto fija del impacto medioambiental que tiene la elaboración de sus productos y conocer en qué aspectos o partes del proceso se podría reducir esa huella para aumentar la sostenibilidad.

El Consejo Regulador terminaba 2020 con 148 granjas inscritas, 34 secaderos, 19 salas de envasado, 7 fábricas de piensos, 9 salas de despiece y 9 mataderos.

25 de enero de 2021

Otras noticias

Nace la marca Trufa Negra d’Aragón

Se ha constituido la federación de asociaciones vinculadas con la trufa negra (Tuber melanosporum) de Aragón y ha presentado la marca conjunta Trufa Negra d’Aragón. Es el resultado de la unión de la Asociación de Recolectores y Cultivadores de Trufa de Aragón (Huesca), Asociación de Jóvenes Truficultores de Teruel y Asociación de Truficultores y Recolectores de Trufa Negra de las comarcas de Zaragoza. El objetivo que persiguen la nueva federación y la nueva marca conjunta es “potenciar la imagen, de tal manera que quien adquiera Trufa Negra d’Aragón lo haga sabiendo que está comprando un producto de calidad contrastada”.

Se cuenta con el respaldo de entidades como el Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria (CITA) de Aragón y como el Centro de Investigación y Experimentación en Truficultura (CIET), ubicado en Graus (Huesca).

Se ha presentado un informe sobre el sector de la trufa en Aragón:

Aragón se consolida como una de las mayores zonas productoras de trufa del mundo. La truficultura es una actividad que se encuentra en pleno proceso de desarrollo en este territorio, con un crecimiento aproximado de quinientas hectáreas anuales y con una superficie de diez mil kilómetros cuadrados aptos para el desarrollo de la trufa negra. El cuarenta y cuatro por ciento de los viveros de planta micorrizada de España se encuentra en Aragón, y suponen cerca del setenta y cinco por ciento del total de la producción anual del país, con alrededor de trescientos cincuenta mil plantones. El once por ciento del total mundial de las plantaciones productoras de trufa negra se encuentran en Aragón y se estima que el cincuenta por ciento de la producción global de estos hongos es aragonés”.

26 de noviembre de 2021 |
Ir a Arriba