Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

miércoles, 29 de junio de 2022

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

miércoles, 29 de junio de 2022

El académico de San Luis y director de la Fundación Casa de Ganaderos, Armando Serrano, afirma que la palabra “ternasco” viene usándose en Aragón por lo menos durante los últimos cuatro siglos. Afirmación realizada en respuesta a las críticas relativas a que es un vocablo “inventado” a caballo entre los siglos XIX y XX. Hay documentos, incluso del siglo XVII, que dan fe de su uso. Es una de las aseveraciones realizadas por Armando Serrano durante su conferencia en el Ámbito Cultural de El Corte Inglés, en Zaragoza, este martes, 17 de mayo, durante una jornada organizada por la Academia Aragonesa de Gastronomía y en la que el Ternasco de Aragón fue el gran protagonista.

Armando Serrano repasaba la influencia que el ovino ha tenido en Aragón, tanto en su historia como en su economía y cultura. Reflexionaba sobre la importancia que este sector ha presentado siempre como elemento repoblador y vertebrador del territorio. Además, frente al carácter rural que tiene en la actualidad, el ovino se ha caracterizado en Aragón por su componente netamente urbana. Como ejemplo se puede poner a la ciudad de Zaragoza, para cuyo desarrollo tuvo una gran relevancia Casa de Ganaderos, con sus ochocientos cuatro años de existencia.

El académico de San Luis y director de la Fundación Casa de Ganaderos incide en que los ganaderos han sido capaces de transformar desde siempre un mero paisaje en un enclave económico, con todo un conjunto de industrias desarrolladas a partir del cordero, incluyendo los ámbitos cárnico, textil, de transporte,… En estos momentos en Aragón hay unas tres mil familias vinculadas directamente con el ovino.

20 de mayo de 2022

Otras noticias

Un robot móvil recolectará y aprovechará la fruta caída al suelo

Es el proyecto que se denomina FOODCOLLECT, en el que trabaja el centro tecnológico AINIA, de Valencia. Esta iniciativa tecnológica pretende “reducir el desperdicio alimentario y mejorar el rendimiento e inversión de los cultivos”. El citado centro indica que “casi treinta millones de toneladas de fruta son desperdiciadas anualmente en la producción primaria en Europa”. Está desarrollando “una plataforma robótica móvil capaz de recolectar fruta del suelo para aprovecharla, reduciendo así el desperdicio alimentario y mejorando el rendimiento e inversión de los cultivos agrícolas, y apostando por la sostenibilidad”. El proyecto FOODCOLLECT se concreta en la creación de un robot recolector que incorpora tres principales innovaciones: navegación autónoma, gracias a una plataforma robótica móvil; un brazo para la recolección; y un sistema avanzado de visión para la detección y localización de la fruta. Este proyecto de investigación se dirige en un inicio a la recogida de naranjas y caquis caídos del árbol. De cara al futuro se pretende que esta tecnología se extienda a cualquier fruta susceptible de ser recolectada del suelo agrícola.

28 de junio de 2022 |
Ir a Arriba