Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

jueves, 28 de octubre de 2021

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

jueves, 28 de octubre de 2021

La Federación Española del Vino (FEV) ha actualizado su encuesta sobre la evolución de las ventas en las bodegas durante este primer semestre de 2020. El 94 por ciento de las bodegas reconoce haber sufrido perjuicios graves por la crisis derivada de la COVID-19 (sobre todo han sufrido los perjuicios las empresas de menor tamaño: Menos de diez trabajadores y de 2 millones de euros de facturación).

La media de las pérdidas económicas se sitúa en un 38,7 por ciento, aunque también se han registrado pérdidas de hasta el 54 por ciento. Las bodegas creen que durante este año 2020 la pérdida de facturación se va a situar en un 28 por ciento. Un tercio cree que la recuperación llegará en 2021; la mitad cree que habrá que esperar a 2022.

El cierre de la hostelería como consecuencia de las restricciones por la COVID-19 ha propiciado un descenso de ventas del 65 por ciento en el mercado español y un 49 por ciento en mercados internacionales. Los porcentajes de caída en el canal alimentación han sido del 12 y el 23 por ciento respectivamente.

La FEV indica que en el momento presente el 61 por ciento de las bodegas observa cierta reactivación en los mercados internacionales, primero en Asia y también en Alemania, Países Bajos y países nórdicos. La inquietud llega vía Brexit y vía aranceles impuestos por Estados Unidos (son los dos destinos más importantes para el vino español).

Respecto a las ventas on line, se ha producido un importante incremento durante el Estado de Alarma; sin embargo, el volumen de ventas es todavía pequeño.

25 de junio de 2020

Otras noticias

Almozara Editorial y DPZ presentan el libro “Tesoros gastronómicos de la provincia de Zaragoza, en la mesa”

La Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ) ha sido el escenario de presentación de libro “Tesoros gastronómicos de la provincia de Zaragoza, en la mesa”, coeditado por la Diputación y Almozara Editorial. Se divide en diez capítulos protagonizados por otros tantos productos o sectores agroalimentarios de la provincia: el queso y otros derivados lácteos; el vino; el aceite de oliva virgen extra; jamón, embutidos y otras conservas cárnicas; miel y mermeladas; chocolate, frutas de Aragón y otros dulces especiales; espárragos y otras conservas vegetales; cerveza y vermut; pasta; y pan y repostería tradicional.

Cristina Arguilé, autora de los textos, señala que en este libro “hemos querido reflejar la riqueza de la despensa zaragozana, a través de la descripción de los productos elaborados que, por su singularidad, tradición, importancia económica o calidad diferenciada, y en muchos casos por todos estos motivos, mejor representan la agroalimentación zaragozana”.

Explica que, “con los quesos, vinos, aceites de oliva, conservas vegetales, embutidos… como hilos conductores, el lector emprenderá un viaje que llega a todos los territorios de la provincia y recorre la diversidad de sus paisajes (reflejando la huella que la transformación de alimentos del campo y de la granja ha dejado en nuestra historia, cultura e idiosincrasia), hasta el lugar donde estos productos alcanzan su máxima expresión, los restaurantes del mundo rural”.

Cristina Arguilé añade que esta obra “es un homenaje a los hombres y mujeres que trabajan en el medio rural, porque fueron, son y serán personas esenciales, ya que satisfacen la más elemental de las necesidades humanas, la de la nutrición, y ofrecen auténticos placeres gastronómicos que hacen nuestra vida mucho más llevadera; y, además de alimentar nuestros cuerpos y espíritus, nutren nuestros pueblos, un mundo rural que sólo se mantiene si se habita, se vive y se trabaja”.

27 de octubre de 2021 |
Ir a Arriba