Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

miércoles, 29 de junio de 2022

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

miércoles, 29 de junio de 2022

La Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB) ha presentado un informe económico sobre este sector en 2021. El estudio ha sido elaborado con el apoyo del Ministerio de Agricultura. La principal conclusión dice que “la industria española de alimentación y bebidas recuperó en 2021 gran parte de su actividad y ya está cerca de absorber el impacto de la crisis ocasionada por la pandemia”. El estudio realiza las siguientes afirmaciones:

– La producción se eleva en un 5,3 por ciento, situándose a tan sólo un 0,1 por ciento de los registros anteriores a la crisis de la COVID-19.

– Las pequeñas y medianas empresas son las principales afectadas en la reducción del tejido empresarial, que se mantiene por encima de las treinta mil empresas.

– Los alimentos y bebidas se confirman como refugio de empleo y estabilidad social. Sube el número de afiliados en un dos por ciento, superando las cifras de 2019.

– Las exportaciones superan los treinta y ocho mil millones de euros, mejorando su volumen y valor.

– La inflación, los costes energéticos y los conflictos en el transporte dificultan la recuperación total del sector.

– Acometer la transformación del sector con los fondos Next Generation y la estabilidad fiscal y legislativa, prioridades para la industria.

14 de junio de 2022

Otras noticias

Un robot móvil recolectará y aprovechará la fruta caída al suelo

Es el proyecto que se denomina FOODCOLLECT, en el que trabaja el centro tecnológico AINIA, de Valencia. Esta iniciativa tecnológica pretende “reducir el desperdicio alimentario y mejorar el rendimiento e inversión de los cultivos”. El citado centro indica que “casi treinta millones de toneladas de fruta son desperdiciadas anualmente en la producción primaria en Europa”. Está desarrollando “una plataforma robótica móvil capaz de recolectar fruta del suelo para aprovecharla, reduciendo así el desperdicio alimentario y mejorando el rendimiento e inversión de los cultivos agrícolas, y apostando por la sostenibilidad”. El proyecto FOODCOLLECT se concreta en la creación de un robot recolector que incorpora tres principales innovaciones: navegación autónoma, gracias a una plataforma robótica móvil; un brazo para la recolección; y un sistema avanzado de visión para la detección y localización de la fruta. Este proyecto de investigación se dirige en un inicio a la recogida de naranjas y caquis caídos del árbol. De cara al futuro se pretende que esta tecnología se extienda a cualquier fruta susceptible de ser recolectada del suelo agrícola.

28 de junio de 2022 |
Ir a Arriba