Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

domingo, 5 de diciembre de 2021

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

domingo, 5 de diciembre de 2021

La situación derivada de la pandemia COVID-19 ha traído a la palestra pública la palabra reconstrucción. La cita la Asociación Nacional de Industrias de la Carne de España (ANICE), indicando que para esa reconstrucción este colectivo industrial es esencial.

ANICE aporta los siguientes datos sobre la industria cárnica española:

– La cifra de negocio es de casi 27.000 millones de euros, que supone el 2,24 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) de España, el 15,6 por ciento del PIB de la rama industrial y el 22,6 por ciento del sector alimentario español.

– En 2019 se exportó más de 2,71 millones de toneladas de carnes y productos cárnicos, por valor de 7.555 millones de euros, con una balanza comercial del 657 por ciento.

– El empleo sectorial directo, derivado de las empresas cárnicas, es de 97.076 trabajadores, que desarrollan su actividad principalmente en zonas rurales; representa el 23,8 por ciento de la ocupación total de la industria alimentaria española.

– El sector cárnico está compuesto por un tejido industrial de unas 2.800 empresas, entre las que se encuentran mataderos, salas de despiece e industrias de elaborados, con una base de pequeñas y medianas empresas de accionariado familiar, a la vez que se han consolidado otros grandes grupos empresariales.

La Asociación ANICE señala que la industria cárnica ocupa el cuarto lugar de todos los sectores industriales de España, sólo por detrás de la industria automovilística, la industria del petróleo y los combustibles, y la producción y distribución de energía eléctrica.

Y añade que “gracias al papel de la industria cárnica, constituida principalmente por PYMEs ubicadas en zonas despobladas, se consigue mantener la actividad económica en territorios donde pocas industrias más pueden hacerlo, logrando evitar el despoblamiento, contribuyendo también a generar riqueza, cohesión territorial y empleo”.

2 de octubre de 2020

Otras noticias

El proyecto Pueblos Vivos Aragón presenta una guía para empentar (empujar) el medio rural hacia delante

Responsables del proyecto Pueblos Vivos Aragón y de la cooperativa Ixambre, de Artieda (Zaragoza), han presentado la guía “Unión, acción y repoblación. Guía práctica de desarrollo rural participativo para empentar tu pueblo”. Es una publicación que “se ha diseñado para dar a conocer de forma clara y sencilla todas las indicaciones sobre cómo llevar a cabo un diagnóstico y un plan de acción integral participativos para enfrentar la despoblación en el contexto de la ruralidad actual”.

La guía se basa en “el proceso iniciado en 2016 en Artieda por iniciativa de su ayuntamiento para tratar de revertir la tendencia demográfica negativa que arrastraba desde hacía décadas”. Empenta Artieda “se sirvió de metodologías participativas para afrontar las necesidades y problemas de la población local y con ello no sólo ha logrado revertir esta tendencia en el municipio sino que también ha dado lugar a diversos proyectos locales, tanto laborales como comunitarios”.

El proyecto de cooperación entre territorios rurales Pueblos Vivos Aragón está financiado con una ayuda Leader 2014-2020, a través del fondo europeo FEADER (Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural) y fondos del Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón. Participan los grupos de acción local Ceder Somontano (Somontano de Barbastro), Adefo (Cinco Villas), Agujama (Gúdar-Javalambre y Maestrazgo), Asiader (Sierra de Albarracín y los municipios de Alobras, Veguillas de la Sierra, El Cuervo y Tormón), Adecobel (Campo de Belchite), Adri (Campo de Daroca y Jiloca) y Adecuara (Jacetania y Alto Gállego).

3 de diciembre de 2021 |
Ir a Arriba