Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

domingo, 5 de febrero de 2023

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

domingo, 5 de febrero de 2023

La industria cárnica se muestra convencida de los beneficios de apostar por herramientas digitales y tecnológicas

Se ha reunido el Grupo de Digitalización de la Asociación Nacional de Industrias de la Carne de España (ANICE), constituido a comienzos de 2020. Quiere seguir impulsando el uso de las herramientas digitales y tecnológicas en el sector cárnico. Habla de la digitalización como una oportunidad para la mejora competitiva de las empresas cárnicas.

Jordi Llinares, del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, hace especial hincapié en que “se debe tomar conciencia de la importancia de la digitalización, ya que nos permite incrementar la capacidad productiva de las empresas”. Ha presentado en la citada reunión on line el Programa Activa Industria 4.0.

ANICE incide en que “la digitalización brinda oportunidades para mejorar la productividad y eficiencia de los procesos productivos, incluso para implantar instrumentos de apoyo a la toma de decisiones en la gestión económica, financiera o de gestión de los recursos humanos”.

Manuel Lainez, director de Lainez Biotrends, ha presentado los resultados de la encuesta de valoración del programa de digitalización puesto en marcha por la Asociación.

Dice que es destacable el interés y la buena aceptación por parte de las empresas asociadas respecto a las iniciativas emprendidas en torno a la digitalización. Habla de herramientas como las soluciones RFID, Inteligencia Artificial o Business Intelligence.

Expertos de la empresa Sothis han hablado por su parte sobre la importancia y beneficios que supone incorporar herramientas digitales y tecnológicas en la industria cárnica:

– Se han destacado las posibilidades que ofrece la implantación del sistema SAP (Sistemas, Aplicaciones y Productos para Procesamiento de Datos) en el sector cárnico.

– Y se ha incidido en la importancia de ser más eficientes y competitivos, para lo cual la digitalización es fundamental.

5 de noviembre de 2020

Otras noticias

La superficie de cultivo en España se mantiene estable por encima de los 16,8 millones de hectáreas

La superficie de cultivo en España se mantuvo estable en 2022, con un total de 16.830.738 hectáreas, apenas un 0,42 por ciento menos que en el año anterior, según los datos provisionales de la Encuesta sobre Superficies y Rendimientos de Cultivo de España (Esyrce), publicada por el Ministerio de Agricultura. Se observa un incremento de las superficies de girasol, colza y, en menor medida, cultivos leñosos, excepto viñedo y olivar.

La superficie dedicada a tierras de cultivo presenta un ligero descenso. En 2022 se situó en 16.830.738 hectáreas. Del total de esta superficie, 11.309.264 hectáreas corresponden a tierra arable (cultivos herbáceos y barbechos), 5.375.463 a cultivos leñosos y 146.011 a otras tierras de cultivo.

En el grupo de los cereales en general, se produce un descenso en su conjunto del 3,64 por ciento. Salvo el trigo, desciende la superficie de todos los cereales de invierno. Arroz y maíz presentan la menor superficie de los últimos dieciocho años, como consecuencia, probablemente, de la situación provocada por la sequía sufrida en la campaña. El sorgo, a pesar del fuerte incremento porcentual, no llega a las tres mil hectáreas de aumento en valor absoluto.

Las leguminosas grano son, junto con los cultivos industriales y los tubérculos, el grupo de cultivos herbáceos que aumenta su superficie respecto al año anterior.

Los cultivos industriales son el grupo de cultivo que más aumenta porcentualmente la superficie en 2022. Girasol y colza aumentan en más de doscientas mil hectáreas en su conjunto. Sin embargo, los cultivos de regadío muestran un fuerte descenso como consecuencia de la sequía sufrida.

En el grupo de las plantas forrajeras, la superficie total desciende un 0,87 por ciento, destacando la alfalfa, el maíz forrajero y otras con destino forrajero, entre las que se encuentran remolacha y nabo, coles y berzas, y otras plantas de escarda. Tan sólo la veza forrajera y otros cereales para forraje aumentan la superficie respecto al año anterior.

En el grupo de los cultivos leñosos es de destacar el progresivo aumento de prácticamente todas las especies del grupo, exceptuando viñedo, olivar y otros leñosos. Viñedo y olivar descienden muy levemente, arrastrados por el descenso de la uva para vinificación y aceituna para aceite.

Dentro de otros cultivos leñosos, el algarrobo muestra un mayor descenso porcentual. En su conjunto, los cultivos leñosos aumentan un 0,27 por ciento su superficie respecto al 2021 y destaca el incremento de los frutales no cítricos. Dentro de estos, el almendro y el pistacho son los que más crecen, seguidos, en menor medida, por melocotonero-nectarina y aguacate. Respecto a los frutales no cítricos, desciende el manzano, caqui, kiwi y mango, entre los subtropicales; y avellano en frutos secos. Dentro de los frutales cítricos aumentan naranjo y limonero.

3 de febrero de 2023 |
Ir a Arriba