Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

martes, 28 de junio de 2022

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

martes, 28 de junio de 2022

La Red Fitosanitaria de Aragón realiza un análisis del estado fenológico de los frutales. El cultivo más avanzado es el del albaricoque con el cien por cien con fruto en torno a los 20 milímetros de diámetro. El fruto está tierno en la cereza del Bajo Cinca, así como en el melocotón y la nectarina. La Red también analiza las incidencias por enfermedad y plagas.

El albaricoque presenta alguna incidencia por Cribado.

El cerezo, por lo general, se encuentra en fase de caída del cáliz (es la situación que presenta sobre todo en Cinca Medio y Litera). La zona más adelantada es el Bajo Cinca (fruto tierno) y la más retrasada es Calatayud (flor abierta). Hay incidencias por Cribado y Pseudomonas, y por Cacoecia.

Los ciruelos están en fase de cuajado.

La situación predominante en los manzanos es la caída de los primeros pétalos, presentando afecciones por Carpocapsa.

El fruto es tierno en melocotón y nectarina, presentando el mayor adelanto la zona de Mequinenza-Torrente, y el mayor retraso la zona del Bajo Aragón turolense. Los problemas vienen por Abolladura y Cribado, y por Anarsia, Polilla Oriental y Pulgón.

Los frutos están cuajados en los perales, con incidencias por Mancha Negra, Moteado y Pseudomonas, y por Orugas de la Piel y Psila.

Todos los detalles se pueden consultar en el siguiente enlace:

16 de abril de 2020

Otras noticias

Un robot móvil recolectará y aprovechará la fruta caída al suelo

Es el proyecto que se denomina FOODCOLLECT, en el que trabaja el centro tecnológico AINIA, de Valencia. Esta iniciativa tecnológica pretende “reducir el desperdicio alimentario y mejorar el rendimiento e inversión de los cultivos”. El citado centro indica que “casi treinta millones de toneladas de fruta son desperdiciadas anualmente en la producción primaria en Europa”. Está desarrollando “una plataforma robótica móvil capaz de recolectar fruta del suelo para aprovecharla, reduciendo así el desperdicio alimentario y mejorando el rendimiento e inversión de los cultivos agrícolas, y apostando por la sostenibilidad”. El proyecto FOODCOLLECT se concreta en la creación de un robot recolector que incorpora tres principales innovaciones: navegación autónoma, gracias a una plataforma robótica móvil; un brazo para la recolección; y un sistema avanzado de visión para la detección y localización de la fruta. Este proyecto de investigación se dirige en un inicio a la recogida de naranjas y caquis caídos del árbol. De cara al futuro se pretende que esta tecnología se extienda a cualquier fruta susceptible de ser recolectada del suelo agrícola.

28 de junio de 2022 |
Ir a Arriba