Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

lunes, 23 de mayo de 2022

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

lunes, 23 de mayo de 2022

Varios grupos de investigación de la Universidad de Córdoba han colaborado en la realización de un estudio sobre los efectos de la fertilización conjunta con fósforo y zinc en el crecimiento, rendimiento y calidad del grano de maíz. Aseguran que la producción y calidad de cereales como el maíz, arroz y trigo depende en gran medida de la disponibilidad de nutrientes como el fósforo en el suelo, pero también del zinc.

Se lleva años estudiando en la Universidad de Córdoba “la interacción en el suelo del fósforo y el zinc (nutriente éste último no muy tenido en cuenta a la hora de fertilizar) para la nutrición de los cereales; una adecuada disponibilidad de ambos elementos es clave para que los cereales absorban nutrientes del suelo y, por tanto, produzcan más y mejor alimento”.

Los investigadores participantes en el estudio han sido Antonio R. Sánchez, Hasna Nechate-Drif, José Torrent, María del Carmen del Campillo, María Dolores Rey, María Ángeles Castillejo y Jesús V. Jorrín.

Tras las diferentes pruebas realizadas “la mejor opción en cuanto al crecimiento y rendimiento del maíz fue la combinación de fósforo y zinc”. En cuanto a la calidad del grano de maíz, “el tratamiento en el que sólo se añadía zinc era el que otorgaba mayor contenido en proteínas de calidad del grano, y el segundo tratamiento fue el que combinaba la fertilización de fósforo y zinc”.

De esta manera, “tanto agronómicamente, en términos de producción y rendimiento del maíz, como respecto a la calidad del grano, la combinación de zinc y fósforo en maíz fue la mejor de las opciones probadas; ésta es la mejor opción de fertilización para el maíz en suelos mediterráneos, a pesar de que, normalmente, el zinc es un nutriente olvidado en nuestra área”.

8 de noviembre de 2021

Otras noticias

Vinos Taberner Amado, de Nonaspe (Zaragoza), gran medalla de oro en los Berliner Wine Trophy 2022

La bodega Vinos Taberner Trophy, de la localidad zaragozana de Nonaspe y perteneciente a la Indicación Geográfica Protegida (IGP) Bajo Aragón, ha obtenido una gran medalla de oro en los Berliner Wine Trophy 2022. Ha sido por su vino tinto “Entre dos aguas 2019”, con doce meses de barrica y elaborado con garnacha, cabernet sauvignon y syrah. Vinos Taberner Amado es una iniciativa de Bernabé Taberner y Jordi Satué, que recuperaron esta bodega en 2018. Cuentan con más de doce hectáreas de viñedo y su producción media es de doce mil botellas.

20 de mayo de 2022 |
Ir a Arriba