Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

viernes, 3 de diciembre de 2021

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

viernes, 3 de diciembre de 2021

Varios grupos de investigación de la Universidad de Córdoba han colaborado en la realización de un estudio sobre los efectos de la fertilización conjunta con fósforo y zinc en el crecimiento, rendimiento y calidad del grano de maíz. Aseguran que la producción y calidad de cereales como el maíz, arroz y trigo depende en gran medida de la disponibilidad de nutrientes como el fósforo en el suelo, pero también del zinc.

Se lleva años estudiando en la Universidad de Córdoba “la interacción en el suelo del fósforo y el zinc (nutriente éste último no muy tenido en cuenta a la hora de fertilizar) para la nutrición de los cereales; una adecuada disponibilidad de ambos elementos es clave para que los cereales absorban nutrientes del suelo y, por tanto, produzcan más y mejor alimento”.

Los investigadores participantes en el estudio han sido Antonio R. Sánchez, Hasna Nechate-Drif, José Torrent, María del Carmen del Campillo, María Dolores Rey, María Ángeles Castillejo y Jesús V. Jorrín.

Tras las diferentes pruebas realizadas “la mejor opción en cuanto al crecimiento y rendimiento del maíz fue la combinación de fósforo y zinc”. En cuanto a la calidad del grano de maíz, “el tratamiento en el que sólo se añadía zinc era el que otorgaba mayor contenido en proteínas de calidad del grano, y el segundo tratamiento fue el que combinaba la fertilización de fósforo y zinc”.

De esta manera, “tanto agronómicamente, en términos de producción y rendimiento del maíz, como respecto a la calidad del grano, la combinación de zinc y fósforo en maíz fue la mejor de las opciones probadas; ésta es la mejor opción de fertilización para el maíz en suelos mediterráneos, a pesar de que, normalmente, el zinc es un nutriente olvidado en nuestra área”.

8 de noviembre de 2021

Otras noticias

Nueva defensa del papel de los grupos Leader de Aragón

Alquézar (Huesca) ha acogido una mesa redonda sobre los grupos Leader de Aragón con participación de representantes de las tres diputaciones provinciales. Ha sido un evento organizado por la Red Aragonesa de Desarrollo Rural y que ha resultado ser un nuevo acto de defensa del papel que están jugando los grupos Leader para la sostenibilidad territorial y el desarrollo socioeconómico de las tres provincias aragonesas.

Las ayudas Leader han impulsado la creación y mantenimiento de casi 2.000 puestos de trabajo directos e indirectos en la provincia de Huesca y en torno a 10.000 en todo Aragón desde 2016. Son datos que se han dado en la mesa redonda de las diputaciones provinciales, en la que Miguel Gracia, presidente de la de Huesca, ha dicho que “esas ayudas han sido y son un apoyo fundamental para muchas empresas, tanto de nueva creación como otras ya instaladas en numerosos pueblos, contribuyendo a conservar el número de habitantes e incluso generando la posibilidad de que lleguen nuevos vecinos a ellos”.

Miguel Gracia ha reivindicado “la importancia de su mantenimiento como mínimo con el mismo presupuesto que tienen ahora”. Añade que “los seis grupos altoaragoneses, así como los otros catorce de todo Aragón, han sido una herramienta esencial para la dinamización económica, pero también social en nuestro territorio; son fundamentales en la estructuración del territorio y han hecho posible que haya gente en el medio rural, pieza fundamental y necesaria para la conservación del mismo”.

El presidente de la Diputación Provincial de Huesca considera que es necesario “repensar el programa Leader en determinadas zonas con suficiente potencial económico y centrarse en aquellos más castigados por la despoblación y con menos potencial para su desarrollo; incluso repensar el ámbito de actuación de estos grupos, que no se base en unidades geográficas como la comarca sino teniendo en cuenta criterios socioeconómicos antes que geográficos”.

2 de diciembre de 2021 |
Ir a Arriba