Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

sábado, 16 de octubre de 2021

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

sábado, 16 de octubre de 2021

Herogra Fertilizantes, empresa con sede en Albolote (Granada), informa en su blog sobre la importancia de la fertilización poscosecha de los árboles frutales de hoja caduca. Indica que esta labor es fundamental para favorecer la adecuada floración en la campaña del año siguiente. Explica la importancia de esta fertilización (entre cosecha y caída de las hojas) de la siguiente forma:

Después de la recolección las reservas de nutrientes, que se encuentran almacenadas bajo forma orgánica en los órganos de reserva del árbol (raíz, tronco y ramas), son bajas.

Por ello, se debe seguir realizando una fertilización adecuada en el periodo de tiempo comprendido entre la recolección y la caída de las hojas, con el fin de aumentar el nivel de reservas de nutrientes antes de la parada invernal y favorecer una adecuada floración y salida de parada invernal del siguiente año.

En la fertilización poscosecha de los árboles frutales de hoja caduca, es especialmente importante el nitrógeno.

Las necesidades de nitrógeno, en este periodo, oscilan entre el 20 y el 30 por ciento de las necesidades totales de este nutriente.

Además del nitrógeno, todos los nutrientes son fundamentales para un desarrollo adecuado del árbol, y la falta o exceso de alguno de ellos produciría problemas en el cultivo de cara a la próxima campaña.

A modo de ejemplo, las necesidades de los otros dos macronutrientes, fósforo y potasio, en este periodo de tiempo oscilan entre un 10 y un 15 por ciento de las necesidades totales de estos elementos.

Herogra Fertilizantes, para la fertilización de los árboles frutales de regadío, recomienda el uso de la fertirrigación, que permite el suministro de nutrientes a través del sistema de riego.

Asimismo, este sistema de aplicación admite el uso tanto de fertilizantes sólidos solubles, como de fertilizantes líquidos.

Para complementar la fertirrigación, Herogra Especiales ofrece soluciones foliares, que, por ejemplo, pueden utilizarse como aplicaciones correctivas, cuando se presentan síntomas de deficiencias nutricionales, o cuando queremos aumentar las reservas nutricionales del árbol, para obtener una buena salida de la parada invernal.

En el momento de la poscosecha, se aprovecha que la fruta ha sido recogida pero que la hoja aún se encuentra en el árbol, para poder realizar aplicaciones foliares.

Para que estas aplicaciones sean efectivas, es muy importante que la hoja se encuentre en buenas condiciones; por lo tanto, para maximizar la absorción de nutrientes, las aplicaciones foliares se deben realizar lo antes posible tras la recogida de la fruta.

Después de la cosecha, es necesario realizar aplicaciones foliares de macro y micronutrientes que sean móviles vía floema, para que se puedan translocar y formar parte de las reservas del árbol.

Los nutrientes móviles vía floema son N, P, K, Mg, Cl y Mo. El efecto de la aplicación de otros nutrientes vía foliar, en la última fase del ciclo (después de la cosecha), sería muy limitado, pues los nutrientes se perderían con la caída de las hojas.

Los nutrientes que Herogra Especiales recomienda para esta etapa serían fósforo, magnesio y micronutrientes como boro y molibdeno, entre otros”.

25 de agosto de 2020

Otras noticias

La Alianza Agroalimentaria Aragonesa debate sobre globalización y proximidad en alimentación

El relato de la agroalimentación. Entre la globalización y la proximidad” es el título de la sesión que la Alianza Agroalimentaria Aragonesa ha programado para este martes, 19 de octubre, en el CaixaForum de Zaragoza. Tendrá lugar a las 18:30 horas. Esta sesión forma parte del ciclo “Verde que te quiero verde”, que organiza la Alianza citada.

Los participantes de este evento hablarán sobre agricultura y geopolítica agroalimentaria (implicaciones para España) y sobre cómo contar la internacionalización y la proximidad agroalimentaria. Se dará una vuelta a la España agroalimentaria y gastronómica.

La Alianza Agroalimentaria Aragonesa realiza la siguiente introducción sobre esta sesión:

El sector agrario y los alimentos ya estaban globalizados cuando se comenzó a aplicar el término globalización (hacia los años 80) ya que el comercio de alimentos, los flujos financieros y el desplazamiento de la mano de obra para las campañas agrícolas existen desde hace siglos.

Sin embargo, desde finales del siglo XX el proceso de la globalización o la internacionalización se ha acelerado, también en la agroalimentación, y hoy nuestros alimentos pueden comercializarse en casi todas las partes del mundo.

Frente a ello, la sostenibilidad ambiental y practicar una dieta más equilibrada nos recomiendan, cada vez más, consumir productos de temporada y de proximidad, buscar el origen de los alimentos y conocer cuáles son sus campañas”.

15 de octubre de 2021 |
Ir a Arriba