Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

jueves, 25 de julio de 2024

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

jueves, 25 de julio de 2024

La dosis de veinte miligramos por litro es la más adecuada para aumentar el nivel de silicio en olivo y hacerlo más resistente

Investigadores de la Universidad de Córdoba han determinado que la dosis de veinte miligramos por litro es la más adecuada para aumentar el nivel de silicio en olivo y así aumentar sus defensas frente a amenazas como plagas, enfermedades, sequía y salinidad. Ricardo Fernández, María Benlloch y Kelly Nascimiento han definido la dosis más eficaz, el método de aplicación y sus consecuencias en cuanto a absorción, y la acumulación y distribución del silicio en los órganos de las plantas. Se ha trabajado con las variedades arbequina y picual.

Los resultados del estudio son los siguientes:

– “La acumulación de silicio en los olivos aumentó, independientemente de la variedad, y se concentró en mayor proporción en las raíces y, seguido, en las hojas”.

– “Aunque en mayor o menor medida todas las plantas cuentan con este elemento, se ha comprobado que aplicándole un aporte extra de silicio se incrementan sus efectos beneficiosos; la dosis adecuada para obtener esos beneficios y que no sea perjudicial para el olivo es la de veinte miligramos por litro”.

– “Se comprobó la idoneidad de los dos métodos de aplicación estudiados; se trata de la aplicación del silicio sobre las hojas y el aporte a la planta en el suelo, a través del agua de riego”.

Los investigadores señalan que “este estudio es un punto de partida que establece las bases para próximas investigaciones que permitirán conocer qué beneficios exactos tiene el silicio frente a los diferentes tipos de estrés: ahora mismo lo estudiamos frente a salinidad, estrés hídrico y mosca del olivo, y ya se demostró la eficacia de este elemento frente al repilo, una de las enfermedades aéreas más importantes del olivar”.

18 de enero de 2023

Otras noticias

El bienestar animal, en el centro de la investigación en dispositivos tecnológicos

El grupo Howlab, del Instituto de Investigación en Ingeniería de Aragón (I3A), de la Universidad de Zaragoza, trabaja en un proyecto que persigue “hacer que las tecnologías de monitorización se adapten a los animales y no al contrario”. La investigación se ha llevado a cabo en ganadería y animales de compañía; ahora se ampliará a animales salvajes en la Reserva Natural de Loziba, en Sudáfrica.

Marta Siguín es una de las investigadoras del grupo Howlab. Quiere “diseñar dispositivos en los que no sólo se valore qué se quiere medir y cómo se va a llevar a cabo a nivel tecnológico, sino también cuáles son las características y necesidades específicas de cada animal, y cómo estas deben reflejarse en el diseño formal y funcional del dispositivo”.

Hasta ahora ha trabajado principalmente con ganadería y animales de compañía desde la Universidad de Zaragoza pero en el mes de agosto viajará a Sudáfrica para continuar investigando; lo hará desde la Reserva Natural de Loziba, donde durante tres meses estudiará los conflictos que sufre la fauna silvestre sudafricana —elefantes, leones o licaones— cuando se les monitoriza.

Más detalles sobre este proyecto, en el enlace siguiente:

https://i3a.unizar.es/es/noticias/el-bienestar-animal-se-pone-en-el-centro-de-la-investigacion-en-dispositivos-tecnologicos

24 de julio de 2024 |
Ir a Arriba