Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

sábado, 27 de noviembre de 2021

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

sábado, 27 de noviembre de 2021

La Diputación Provincial de Huesca ha editado el libro titulado “Los pueblos de colonización de la cuenca del Ebro: planificación territorial y urbanística”, cuyo autor es José María Alagón, doctor en Historia del Arte por la Universidad de Zaragoza. Es “una investigación que examina exhaustivamente la ordenación geográfica y las características de los pueblos colonos en el tercio norte de la península Ibérica; los denominados pueblos de colonización, que se crearon entre los años cuarenta y setenta del siglo XX en el entorno de la cuenca del Ebro, supusieron un antes y un después para numerosos territorios afectados por la despoblación”.

El presidente de la Diputación de Huesca, Miguel Gracia, sostiene que “esta provincia es un gran ejemplo de la importancia que han tenido históricamente las poblaciones colonas, por lo que apoyar este estudio sobre su evolución es un acto de justicia con todas la familias que protagonizaron un proceso no exento de dificultades y cuyos frutos debemos exhibir con orgullo”.

El Instituto Nacional de Colonización (INC) ofreció a familias de toda la península Ibérica en situación económica adversa o afectadas por la ocupación de obras hidráulicas convertirse en colonos, comenzando una nueva vida en una localidad todavía sin erigir. El investigador José María Alagón considera que “este tema continúa vigente hoy en día porque muchos colonos no abandonaron por elección sus lugares de origen, sino que se vieron obligados a hacerlo a causa de sus circunstancias socioeconómicas”.

La provincia de Huesca es la que integra más pueblos de colonización de toda la cuenca del Ebro. Tiene quince poblaciones de este tipo: Cartuja de Monegros, Frula, Cantalobos, Montesusín, San Juan de Flumen, Vencillón, Orillena, San Lorenzo del Flumen, Sodeto, Curbe, Valfonda de Santa Ana, Artasona del Llano, San Jorge, Valsalada y El Temple.

11 de noviembre de 2021

Otras noticias

53 hortelanos de todo Aragón participan en el proyecto de ciencia ciudadana Embajadores de la Biodiversidad

Un total de 53 hortelanos de las tres provincias aragonesas participa en la segunda edición del proyecto de ciencia ciudadana Embajadores de la Biodiversidad II, liderado por el Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA) con la colaboración de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología así como del Ministerio de Ciencia e Innovación. Los hortelanos han recibido en el salón de actos del CIHEAM de Zaragoza las semillas que intentarán recuperar durante el próximo año en sus lugares de origen. Son semillas de melón, judías, tomate, bisaltos y habas, entre otras.

Lucía Soriano, directora gerente del CITA, ha explicado que “este proyecto busca concienciar a la sociedad sobre la importancia de la conservación de la biodiversidad cultivada; esta iniciativa aumenta el importante patrimonio hortícola con el que contamos en el Banco de Germoplasma Hortícola del CITA, del que este año se cumple su 40 aniversario”.

Cristina Mallor, investigadora de la Unidad de Hortofruticultura y responsable del Banco de Germoplasma Hortícola, ha explicado en qué consiste el proyecto y la colaboración de los hortelanos: “A los hortelanos embajadores se os ha asignado una variedad o variedades de determinados cultivos, dependiendo de vuestra zona geográfica; las semillas que vais a cultivar pertenecen a las variedades locales conservadas en el Banco de Germoplasma Hortícola del CITA, y gracias a vuestra colaboración podremos mejorar la conservación de la biodiversidad, contribuyendo a su documentación según su comportamiento en la zona de origen, o en sus proximidades, donde las variedades locales manifiestan todo su potencial”.

26 de noviembre de 2021 |
Ir a Arriba