Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

miércoles, 29 de junio de 2022

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

miércoles, 29 de junio de 2022

La Diputación Provincial de Huesca ha resuelto la convocatoria de ayudas para el fomento del cultivo de la trufa negra, Tuber melanosporum, otorgando subvenciones a veintiocho proyectos de diversa índole con un montante global de ciento cuarenta y cuatro mil euros (ciento veinticuatro se destinan a la mejora de plantaciones truferas y veinte mil a nuevas instalaciones). Roque Vicente, presidente de la Comisión de Desarrollo y Sostenibilidad de la Diputación Provincial de Huesca, indica que “el cultivo de la trufa negra se ha convertido en los últimos años en un importante motor económico para algunas zonas de la provincia, diversificando una economía tradicional y permitiendo la instalación de nuevos vecinos en pueblos del Alto Aragón”. La Diputación de Huesca recuerda que desde hace dos décadas basa el fomento del cultivo de la trufa negra en “la convocatoria de subvenciones, prestación de servicio técnico a los productores, organización de cursos de formación y mantenimiento en Graus (desde 2009) del Centro de Investigación y Experimentación en Truficultura (CIET)”.

7 de junio de 2022

Otras noticias

Un robot móvil recolectará y aprovechará la fruta caída al suelo

Es el proyecto que se denomina FOODCOLLECT, en el que trabaja el centro tecnológico AINIA, de Valencia. Esta iniciativa tecnológica pretende “reducir el desperdicio alimentario y mejorar el rendimiento e inversión de los cultivos”. El citado centro indica que “casi treinta millones de toneladas de fruta son desperdiciadas anualmente en la producción primaria en Europa”. Está desarrollando “una plataforma robótica móvil capaz de recolectar fruta del suelo para aprovecharla, reduciendo así el desperdicio alimentario y mejorando el rendimiento e inversión de los cultivos agrícolas, y apostando por la sostenibilidad”. El proyecto FOODCOLLECT se concreta en la creación de un robot recolector que incorpora tres principales innovaciones: navegación autónoma, gracias a una plataforma robótica móvil; un brazo para la recolección; y un sistema avanzado de visión para la detección y localización de la fruta. Este proyecto de investigación se dirige en un inicio a la recogida de naranjas y caquis caídos del árbol. De cara al futuro se pretende que esta tecnología se extienda a cualquier fruta susceptible de ser recolectada del suelo agrícola.

28 de junio de 2022 |
Ir a Arriba