Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

sábado, 4 de febrero de 2023

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

sábado, 4 de febrero de 2023

La crisis climática protagoniza el Concurso de Fotografía del Mundo Rural 2022

La organización del décimo sexto Concurso de Fotografía del Mundo Rural publica su fallo. Ha habido más de seiscientos participantes, con el hilo conductor de la crisis climática, lo que ha hecho que primen los paisajes de desolación y sequía: “Suelos cuarteados, tierras yermas y secas, heladas y nevadas, animales y personas en un ecosistema amenazado por el calor, los incendios y la falta de precipitaciones; y, en ese contexto, personas, como los agricultores, ganaderos, apicultores, pastores, artesanas,…”.

Este concurso ha sido organizado por la Fundación de Estudios Rurales de UPA, la editorial agroalimentaria Eumedia y FADEMUR.

El primer premio ha recaído en Vicente Guill Fuster, por un paisaje realizado en Santa Pola (Alicante); el segundo premio, en Aitor Borruel, por una imagen aérea tomada en el embalse de Yesa; y el tercer premio ha correspondido a otra imagen del citado embalse, tomada con un dron por Carlos de Cos.

El premio especial FADEMUR-mujeres rurales ha recaído en la fotógrafa Silvia Soria Montalvo, por la imagen de unas trabajadoras reparando redes de pesca en el pueblo de San Vicente de la Barquera, en Cantabria.

El premio ENESA-seguros agrarios ha sido para el fotógrafo Luis Miguel Ruiz Gordón, por una imagen en Pinto (Madrid) durante el temporal Filomena.

El premio Ministerio de Cultura-patrimonio cultural inmaterial recae en la fotógrafa y veterinaria María del Carmen García Moreno, por una imagen tomada durante la Fiesta de la Trashumancia en la Puerta del Sol de Madrid.

El premio INTEROVIC-ovino y caprino ha sido para Daniel Andión Espinal, por una imagen tomada en Caparroso (Navarra).

22 de diciembre de 2022

Otras noticias

La superficie de cultivo en España se mantiene estable por encima de los 16,8 millones de hectáreas

La superficie de cultivo en España se mantuvo estable en 2022, con un total de 16.830.738 hectáreas, apenas un 0,42 por ciento menos que en el año anterior, según los datos provisionales de la Encuesta sobre Superficies y Rendimientos de Cultivo de España (Esyrce), publicada por el Ministerio de Agricultura. Se observa un incremento de las superficies de girasol, colza y, en menor medida, cultivos leñosos, excepto viñedo y olivar.

La superficie dedicada a tierras de cultivo presenta un ligero descenso. En 2022 se situó en 16.830.738 hectáreas. Del total de esta superficie, 11.309.264 hectáreas corresponden a tierra arable (cultivos herbáceos y barbechos), 5.375.463 a cultivos leñosos y 146.011 a otras tierras de cultivo.

En el grupo de los cereales en general, se produce un descenso en su conjunto del 3,64 por ciento. Salvo el trigo, desciende la superficie de todos los cereales de invierno. Arroz y maíz presentan la menor superficie de los últimos dieciocho años, como consecuencia, probablemente, de la situación provocada por la sequía sufrida en la campaña. El sorgo, a pesar del fuerte incremento porcentual, no llega a las tres mil hectáreas de aumento en valor absoluto.

Las leguminosas grano son, junto con los cultivos industriales y los tubérculos, el grupo de cultivos herbáceos que aumenta su superficie respecto al año anterior.

Los cultivos industriales son el grupo de cultivo que más aumenta porcentualmente la superficie en 2022. Girasol y colza aumentan en más de doscientas mil hectáreas en su conjunto. Sin embargo, los cultivos de regadío muestran un fuerte descenso como consecuencia de la sequía sufrida.

En el grupo de las plantas forrajeras, la superficie total desciende un 0,87 por ciento, destacando la alfalfa, el maíz forrajero y otras con destino forrajero, entre las que se encuentran remolacha y nabo, coles y berzas, y otras plantas de escarda. Tan sólo la veza forrajera y otros cereales para forraje aumentan la superficie respecto al año anterior.

En el grupo de los cultivos leñosos es de destacar el progresivo aumento de prácticamente todas las especies del grupo, exceptuando viñedo, olivar y otros leñosos. Viñedo y olivar descienden muy levemente, arrastrados por el descenso de la uva para vinificación y aceituna para aceite.

Dentro de otros cultivos leñosos, el algarrobo muestra un mayor descenso porcentual. En su conjunto, los cultivos leñosos aumentan un 0,27 por ciento su superficie respecto al 2021 y destaca el incremento de los frutales no cítricos. Dentro de estos, el almendro y el pistacho son los que más crecen, seguidos, en menor medida, por melocotonero-nectarina y aguacate. Respecto a los frutales no cítricos, desciende el manzano, caqui, kiwi y mango, entre los subtropicales; y avellano en frutos secos. Dentro de los frutales cítricos aumentan naranjo y limonero.

3 de febrero de 2023 |
Ir a Arriba