Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

lunes, 16 de mayo de 2022

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

lunes, 16 de mayo de 2022

Se cierra el ciclo de los cereales de invierno en Aragón. La Red Fitosanitaria de este territorio ha elaborado un informe sobre la situación de la cebada y el trigo en el momento presente. Ya ha comenzado la cosecha de la cebada en las zonas más cálidas de Aragón. Las lluvias de comienzos de junio han favorecido el llenado del trigo, que estaba en fase de grano lechoso.

Es el momento de hacer balance de las afecciones que ha habido en Aragón en materia de plagas y enfermedades. El análisis que realiza la Red Fitosanitaria de Aragón sobre los cereales de invierno es el siguiente:

En el caso de la cebada el año agrícola 2020-2021 ha venido marcado por la gran  cantidad  de  Helminthosporium  desde  el inicio del  ciclo  de  los  cereales; además, ha  sido  de  forma  generalizada  en  todo  el  territorio aragonés. Las incidencias de afección han llegado hasta el 60 por ciento de las plantas en algunas parcelas de la Red.

Además de  Helminthosporium,  en  cebada también se  ha  tenido  incidencia  de Rincosporium  en  algunas  zonas  de  la  Red,  pero  en  parcelas  puntuales  y  con  baja incidencia.

En el  caso  del trigo,  Septoria  es  la  incidencia  más  destacada  en  todo Aragón, con incidencias que han llegado al 40 por ciento en algunas zonas, tanto en variedades de trigo duro como blando.

Durante la primavera, que en general ha sido seca, se han detectado parcelas con incidencia de Roya Amarilla, concretamente en la zona de la Ribera Alta del Ebro y en zonas concretas de Teruel;  se  puede  considerar  baja  la  incidencia  de  Roya Amarilla en esta campaña agrícola”.

9 de junio de 2021

Otras noticias

Cabecita Loca obtiene el galardón de mejor vermut (categoría de vinos fortificados) en Londres

Cabecita Loca se ha convertido en el mejor vermut de los International Wine Challenge 2022 (IWC), celebrados en Londres. Esta bebida, elaborada por Cabecita Loca Slow Drinks en la localidad de Barbastro (Huesca), ha obtenido la medalla de oro en la categoría de “vinos fortificados”. Es la segunda vez que consigue este galardón. Si bien en 2019 alcanzó la puntuación de noventa y un puntos, en esta ocasión ha llegado a los noventa y cinco. Víctor Clavería, artesano alimentario de Cabecita Loca, explica que “se ha intentado mejorar el producto apostando por poner en valor la elegancia de las notas amargas en una bebida que comercialmente en España es mucho más dulce”. El vermut Cabecita Loca se elabora de forma artesanal, según el estilo tradicional, sobre una base de vino de garnacha blanca de Aragón. Cuenta con más de 20 extractos, entre los que predomina la Artemisia Absinthium (ajenjo). Está fortificado con alcohol vínico hasta subirlo a los diecisiete grados.

16 de mayo de 2022 |
Ir a Arriba