Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

lunes, 6 de febrero de 2023

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

lunes, 6 de febrero de 2023

La bodega Raíces Ibéricas, de Maluenda (Zaragoza), se incorpora a la DOP Calatayud

La Denominación de Origen Protegida (DOP) Calatayud cuenta con una nueva bodega adscrita: Raíces Ibéricas, ubicada en la localidad zaragozana de Maluenda. Esta bodega se constituyó el año pasado con la adquisición de la antigua bodega Castillo de Maluenda. Los vinos que Raíces Ibéricas va a comercializar en el marco de la DOP Calatayud son, en un principio, los de la gama de Las Pizarras (Volcan y Fabla 506), Viña Alarba y Altos Las Pizarras.

Sébastien Richard, responsable de la bodega, indica que “éste es un proyecto a largo plazo, en el que tenemos una implicación en el territorio y de compromiso social, adquirido también con la cooperativa San Isidro de Maluenda, que este año cumple su cincuenta aniversario, para mantener y potenciar la adquisición de uva”.

Raíces Ibéricas, liderada por Mark Schiettekat, distribuidor belga y productor de vinos, está desarrollando “un ambicioso proyecto en Maluenda, atraído por la singularidad y el potencial de los vinos de garnacha de la denominación de origen protegida”.

Desde Raíces Ibéricas se señala que “su decidida apuesta por la DOP Calatayud está basada en el potencial de la denominación, con un territorio singular, con posibilidades de desarrollar elementos diferenciadores a través del terroir y la elaboración de vinos con personalidad propia”.

La dirección de la bodega está acometiendo una amplia reforma de las antiguas dependencias de la bodega y ampliando algunas de las instalaciones, en un proyecto a medio plazo que le permita alcanzar una producción de unas cuatrocientas mil botellas al año, así como una intensa labor de enoturismo, que consideran prioritario tanto para dar a conocer sus vinos como el territorio.

Para el presidente de la DOP Calatayud, Michel Arenas, “la inscripción de la nueva bodega es una buena noticia, ya que pone de manifiesto el potencial de nuestra denominación y de sus vinos singulares”. También significa “un importante compromiso social y de futuro de los nuevos inversores con los viticultores de Maluenda, tras la pérdida de la antigua bodega”.

27 de enero de 2022

Otras noticias

La superficie de cultivo en España se mantiene estable por encima de los 16,8 millones de hectáreas

La superficie de cultivo en España se mantuvo estable en 2022, con un total de 16.830.738 hectáreas, apenas un 0,42 por ciento menos que en el año anterior, según los datos provisionales de la Encuesta sobre Superficies y Rendimientos de Cultivo de España (Esyrce), publicada por el Ministerio de Agricultura. Se observa un incremento de las superficies de girasol, colza y, en menor medida, cultivos leñosos, excepto viñedo y olivar.

La superficie dedicada a tierras de cultivo presenta un ligero descenso. En 2022 se situó en 16.830.738 hectáreas. Del total de esta superficie, 11.309.264 hectáreas corresponden a tierra arable (cultivos herbáceos y barbechos), 5.375.463 a cultivos leñosos y 146.011 a otras tierras de cultivo.

En el grupo de los cereales en general, se produce un descenso en su conjunto del 3,64 por ciento. Salvo el trigo, desciende la superficie de todos los cereales de invierno. Arroz y maíz presentan la menor superficie de los últimos dieciocho años, como consecuencia, probablemente, de la situación provocada por la sequía sufrida en la campaña. El sorgo, a pesar del fuerte incremento porcentual, no llega a las tres mil hectáreas de aumento en valor absoluto.

Las leguminosas grano son, junto con los cultivos industriales y los tubérculos, el grupo de cultivos herbáceos que aumenta su superficie respecto al año anterior.

Los cultivos industriales son el grupo de cultivo que más aumenta porcentualmente la superficie en 2022. Girasol y colza aumentan en más de doscientas mil hectáreas en su conjunto. Sin embargo, los cultivos de regadío muestran un fuerte descenso como consecuencia de la sequía sufrida.

En el grupo de las plantas forrajeras, la superficie total desciende un 0,87 por ciento, destacando la alfalfa, el maíz forrajero y otras con destino forrajero, entre las que se encuentran remolacha y nabo, coles y berzas, y otras plantas de escarda. Tan sólo la veza forrajera y otros cereales para forraje aumentan la superficie respecto al año anterior.

En el grupo de los cultivos leñosos es de destacar el progresivo aumento de prácticamente todas las especies del grupo, exceptuando viñedo, olivar y otros leñosos. Viñedo y olivar descienden muy levemente, arrastrados por el descenso de la uva para vinificación y aceituna para aceite.

Dentro de otros cultivos leñosos, el algarrobo muestra un mayor descenso porcentual. En su conjunto, los cultivos leñosos aumentan un 0,27 por ciento su superficie respecto al 2021 y destaca el incremento de los frutales no cítricos. Dentro de estos, el almendro y el pistacho son los que más crecen, seguidos, en menor medida, por melocotonero-nectarina y aguacate. Respecto a los frutales no cítricos, desciende el manzano, caqui, kiwi y mango, entre los subtropicales; y avellano en frutos secos. Dentro de los frutales cítricos aumentan naranjo y limonero.

3 de febrero de 2023 |
Ir a Arriba