Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

miércoles, 18 de mayo de 2022

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

miércoles, 18 de mayo de 2022

La Organización Interprofesional del Ovino y Caprino (INTEROVIC) pone sobre la mesa el desafío al que se enfrentan los ganaderos en esta primavera. Aumenta el número de ejemplares de cordero y cabrito lechal, por lo que hay que buscar acomodo en el mercado, dadas las restricciones vigentes en la actualidad.

El confinamiento del año pasado afectó de forma crítica a los ganaderos productores de cordero y cabrito lechal (también de cochinillo), ya que el consumo de estas carnes (especialmente en hostelería) se paró en seco.

Ahora la situación no es tan extrema como en el año pasado pero sí que hay afecciones por las restricciones de movimiento existentes en el momento presente. Los ganaderos esperan que las compras domésticas puedan compensar algo la situación.

INTEROVIC ha elaborado un post en su blog que dice lo siguiente:

La primavera marca un punto de inflexión en la flora y la fauna de todo el planeta. Tanto los animales como las plantas desarrollan sus propios sistemas de supervivencia para enfrentarse al desafío que suponen los rigores del invierno.

Con el cambio de estación, aumentan las horas de luz. La nieve y el hielo se convierten en agua, y la flora vuelve a eclosionar. Un milagro de la naturaleza que se repite año tras año desde hace milenios.

Este despliegue de la disponibilidad de recursos es la razón por la que cientos de especies animales acostumbran a parir a sus crías coincidiendo con la abundancia de comida: Para asegurar su supervivencia.

Un hábito marcado por la biología al que no son ajenas las ovejas y cabras. Las parideras primaverales han sido desde siempre un motivo de celebración por la llegada de nuevas cabezas a los rebaños. Algo imprescindible para rejuvenecer las cabañas.

Lo que habitualmente ha sido un motivo de celebración (disponer de un recurso como los corderos lechales) se ha convertido este año en un desafío para el sector.

El ámbito productor vuelve a verse enfrentado a la necesidad de superar problemas relacionados con la reducción de la actividad hostelera, ocasionados por las restricciones sanitarias para prevenir la expansión del coronavirus.

La bajada drástica de la actividad del canal HORECA, una de las principales vías de consumo de los cabritos y corderos lechales, agravada por la reducción del turismo, que ha eliminado a millones de personas de la ecuación, representa la tormenta perfecta para los productores de ovino y caprino.

Sin los destinatarios habituales de estas carnes, la búsqueda de nuevas oportunidades de consumo de los que las incluyen en su cesta de la compra se perfila como la mejor alternativa posible.

Ante este escenario, el sector va a promover iniciativas para tratar de concienciar a los responsables de la compra doméstica de las bondades del cordero lechal y del cabrito lechal.

Son unas carnes que llevan formando parte de nuestra tradición gastronómica desde hace siglos y que ahora se encuentran en un momento óptimo de consumo.

La excusa perfecta para disfrutar de sus carnes blancas en cualquiera de las celebraciones que arrancaban con el Día del Padre y abarcan hasta el de la Madre, siempre de acuerdo con las medidas de contención de la pandemia.

Es una forma sostenible y deliciosa de apoyar el futuro de nuestros pastores y ganaderos”.

29 de marzo de 2021

Otras noticias

Aragón invertirá 56 millones de euros de fondos europeos para recuperar ecosistemas y biodiversidad

Así lo ha anunciado el director general de Medio Natural y Gestión Forestal del Gobierno de Aragón, Diego Bayona, en el transcurso de las jornadas técnicas que durante tres días se desarrollan para conmemorar el treinta aniversario de la Red Natura 2000. Participan expertos de toda España. Diego Bayona ha anunciado que “el Gobierno de Aragón va a llevar a cabo una inversión en los próximos años que en su conjunto suma 56 millones de euros, destinados a la restauración y recuperación de los ecosistemas y la biodiversidad, a través de los fondos europeos del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia”. En las próximas semanas se pondrá en marcha “una línea de ayudas de un millón y medio de euros para los colectivos profesionales y ayuntamientos que operan dentro de la Red Natura 2000”.

La Red Natura 2000 es el conjunto de espacios naturales protegidos de la Unión Europea conformada por ZEPA (Zonas de Especial Protección para las Aves) y por ZEC (Zonas de Especial Conservación), eligiendo aquellos enclaves geográficos donde se localizan los hábitats, especies de aves y de fauna y flora silvestre de interés en cada país comunitario, garantizando así la permanencia de la biodiversidad en Europa. En Aragón hay 48 áreas ZEPA con 8.701 kilómetros cuadrados. Y hay 156 áreas ZEC, hasta un total de 10.473 kilómetros cuadrados, en parte coincidentes con la superficie de las ZEPA.

16 de mayo de 2022 |
Ir a Arriba