Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

sábado, 21 de mayo de 2022

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

sábado, 21 de mayo de 2022

Es la idea que defiende el Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias (IRTA) de Cataluña, que estudia el potencial de cultivos mediterráneos, como el viñedo, el arroz y el olivo, para fijar el carbono de la atmósfera en el suelo y en las estructuras leñosas. Indica que algunas prácticas agrarias (como incorporar los restos de poda a los cultivos) permitirían secuestrar el carbono suficiente como para compensar el incremento anual de emisiones de CO2. Y añade: “Cuanto más carbono haya en los suelos más fértiles serán, algo que contribuirá a garantizar la seguridad alimentaria de una población que en 2050 se estima que será de diez mil millones de personas”.

El IRTA explica que “la agricultura, como el resto de actividades económicas, genera emisiones de gases de efecto invernadero, aunque el volumen de emisiones de este sector se sitúa por detrás del energético, el transporte y la industria; al mismo tiempo, es una víctima del cambio climático, porque sufre las consecuencias de fenómenos meteorológicos como sequías, inundaciones o heladas, que cada vez serán más extremos y frecuentes”. Y concluye: “Lo que a menudo no se explica es que la agricultura puede desempeñar un papel crucial para mitigar el calentamiento planetario gracias a la capacidad del suelo y de los cultivos de fijar y absorber carbono”.

 

4 de noviembre de 2021

Otras noticias

Vinos Taberner Amado, de Nonaspe (Zaragoza), gran medalla de oro en los Berliner Wine Trophy 2022

La bodega Vinos Taberner Trophy, de la localidad zaragozana de Nonaspe y perteneciente a la Indicación Geográfica Protegida (IGP) Bajo Aragón, ha obtenido una gran medalla de oro en los Berliner Wine Trophy 2022. Ha sido por su vino tinto “Entre dos aguas 2019”, con doce meses de barrica y elaborado con garnacha, cabernet sauvignon y syrah. Vinos Taberner Amado es una iniciativa de Bernabé Taberner y Jordi Satué, que recuperaron esta bodega en 2018. Cuentan con más de doce hectáreas de viñedo y su producción media es de doce mil botellas.

20 de mayo de 2022 |
Ir a Arriba