Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

lunes, 6 de febrero de 2023

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

lunes, 6 de febrero de 2023

Inversión de 35,5 millones de euros para modernizar el regadío en Molinar del Flumen y en la Comunidad V de Bardenas

El Ministerio de Agricultura, a través de la Sociedad Mercantil Estatal de Infraestructuras Agrarias (SEIASA), va a acometer dos proyectos de modernización de regadíos en las provincias de Huesca y Zaragoza. Se encuadran en la primera fase del “Plan para la mejora de la eficiencia y la sostenibilidad en regadíos” que se incluye, a su vez, en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR). La inversión total de los dos proyectos suma 35,5 millones de euros (IVA no incluido). Las actuaciones se van a llevar a cabo en las comunidades de regantes de Molinar del Flumen (Huesca) y número V de los Riegos de Bardenas (Zaragoza).

Ambos proyectos están orientados a la “mejora de la eficiencia energética e hídrica, así como a la digitalización de la gestión de los sistemas de riego”. Han firmado los convenios de financiación el presidente de SEIASA, Francisco Rodríguez Mulero, y los presidentes de las comunidades de regantes Molinar del Flumen, José Ángel Lample, y número V de los Riegos de Bardenas, José María Vinué. El evento ha sido presidido por la delegada del Gobierno en Aragón, Rosa María Serrano.

COMUNIDAD DE REGANTES DE MOLINAR DEL FLUMEN

El “Proyecto de estación de bombeo, proyecto eléctrico y sistema de telecontrol para la eficiencia energética de la zona regable de la margen derecha del río Flumen de la comunidad de regantes Molinar del Flumen (Huesca)” cuenta con un presupuesto de nueve millones de euros (IVA no incluido). Afectará a 3.643 hectáreas de los municipios de Barbués, Sangarrén, Torres de Barbués y Almuniente, en la provincia de Huesca, y beneficiará a 351 regantes.

El objeto de la actuación es “construir una estación de bombeo que se abastezca de la red eléctrica y que permita eliminar el uso de motores diésel utilizados actualmente, suministrando la presión necesaria para un riego eficiente, además de la implantación de un sistema de telecontrol para una gestión más eficaz en toda la zona regable”.

COMUNIDAD DE REGANTES NÚMERO V DE LOS RIEGOS DE BARDENAS

Las actuaciones previstas en el marco del “Proyecto de modernización integral de la comunidad de regantes número V de los Riegos de Bardenas (Zona 1) (Zaragoza)” contarán con un presupuesto de 26,5 millones de euros (IVA no incluido). Afectarán a 3.714 hectáreas y beneficiarán a 247 regantes de los municipios de Ejea de los Caballeros, Biota y Sádaba, en la provincia de Zaragoza.

Su objetivo es “hacer un uso sostenible del agua de riego, mejorando su gestión, y monitorizar los parámetros de riego, así como el seguimiento y control de la aplicación de nutrientes, principalmente el nitrógeno”.

Actualmente esta zona regable utiliza un sistema de riego por inundación con una “red de acequias muy deterioradas”. Mediante esta actuación se sustituirá este sistema por un riego presurizado a través de tuberías, con el objetivo de “maximizar la superficie abastecida por presión natural”. Para ello se construirá una balsa de regulación junto al canal de Bardenas que abastecerá a la nueva red de riego. Además, un sistema de automatización y telecontrol permitirá digitalizar la gestión del riego de manera integral para maximizar la eficiencia hídrica y energética.

18 de enero de 2022

Otras noticias

La superficie de cultivo en España se mantiene estable por encima de los 16,8 millones de hectáreas

La superficie de cultivo en España se mantuvo estable en 2022, con un total de 16.830.738 hectáreas, apenas un 0,42 por ciento menos que en el año anterior, según los datos provisionales de la Encuesta sobre Superficies y Rendimientos de Cultivo de España (Esyrce), publicada por el Ministerio de Agricultura. Se observa un incremento de las superficies de girasol, colza y, en menor medida, cultivos leñosos, excepto viñedo y olivar.

La superficie dedicada a tierras de cultivo presenta un ligero descenso. En 2022 se situó en 16.830.738 hectáreas. Del total de esta superficie, 11.309.264 hectáreas corresponden a tierra arable (cultivos herbáceos y barbechos), 5.375.463 a cultivos leñosos y 146.011 a otras tierras de cultivo.

En el grupo de los cereales en general, se produce un descenso en su conjunto del 3,64 por ciento. Salvo el trigo, desciende la superficie de todos los cereales de invierno. Arroz y maíz presentan la menor superficie de los últimos dieciocho años, como consecuencia, probablemente, de la situación provocada por la sequía sufrida en la campaña. El sorgo, a pesar del fuerte incremento porcentual, no llega a las tres mil hectáreas de aumento en valor absoluto.

Las leguminosas grano son, junto con los cultivos industriales y los tubérculos, el grupo de cultivos herbáceos que aumenta su superficie respecto al año anterior.

Los cultivos industriales son el grupo de cultivo que más aumenta porcentualmente la superficie en 2022. Girasol y colza aumentan en más de doscientas mil hectáreas en su conjunto. Sin embargo, los cultivos de regadío muestran un fuerte descenso como consecuencia de la sequía sufrida.

En el grupo de las plantas forrajeras, la superficie total desciende un 0,87 por ciento, destacando la alfalfa, el maíz forrajero y otras con destino forrajero, entre las que se encuentran remolacha y nabo, coles y berzas, y otras plantas de escarda. Tan sólo la veza forrajera y otros cereales para forraje aumentan la superficie respecto al año anterior.

En el grupo de los cultivos leñosos es de destacar el progresivo aumento de prácticamente todas las especies del grupo, exceptuando viñedo, olivar y otros leñosos. Viñedo y olivar descienden muy levemente, arrastrados por el descenso de la uva para vinificación y aceituna para aceite.

Dentro de otros cultivos leñosos, el algarrobo muestra un mayor descenso porcentual. En su conjunto, los cultivos leñosos aumentan un 0,27 por ciento su superficie respecto al 2021 y destaca el incremento de los frutales no cítricos. Dentro de estos, el almendro y el pistacho son los que más crecen, seguidos, en menor medida, por melocotonero-nectarina y aguacate. Respecto a los frutales no cítricos, desciende el manzano, caqui, kiwi y mango, entre los subtropicales; y avellano en frutos secos. Dentro de los frutales cítricos aumentan naranjo y limonero.

3 de febrero de 2023 |
Ir a Arriba