Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

miércoles, 27 de octubre de 2021

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

miércoles, 27 de octubre de 2021

Es el mensaje lanzado en la jornada on line celebrada por el Grupo Operativo Innovatrigo y que ha congregado a cerca de 100 agricultores, técnicos y miembros de cooperativas de toda España. La situación por la COVID-19 impidió la visita a las fincas experimentales de la Universidad Pública de Navarra y de Garínoain, localidad en la que están los ensayos de Innovatrigo, con el apoyo técnico del Grupo AN.

Alfredo Arbeloa, director general del Grupo AN, apuntaba que “el sector agroalimentario se enfrenta a retos muy importantes como son el cambio climático (que está afectando directamente a la agricultura) y el abastecimiento de alimentos (ante el incremento de la población mundial), siendo respetuosos con el medio ambiente".

Añadía que, “cuando hablamos de sostenibilidad, nos referimos a la sostenibilidad medioambiental, social y económica; nada es sostenible si no es rentable”.

Francisco Márquez, responsable de la finca experimental de Rabanales de la Universidad de Córdoba (UCO), presentaba los principales resultados de los ensayos realizados por el grupo, que demuestran cómo las buenas prácticas agrícolas han conseguido:

– Incrementar la producción.

– Disminuir los costes totales de producción en unos 42,7 euros por hectárea (el consumo de combustible se ha reducido un 62 por ciento, por lo que se gasta una tercera parte de gasoil respecto a los manejos convencionales).

– Reducir el nivel de emisiones de gases contaminantes en alrededor de un 25 por ciento.

Ante la imposibilidad de visitar presencialmente los campos de ensayo de la Universidad Pública de Navarra y de la localidad de Garínoain, Innovatrigo presenta un video del proyecto, que muestra el estado de los cultivos y explica a través de algunos miembros del grupo operativo las buenas prácticas agrícolas que se han adoptado y los resultados positivos que se están obteniendo gracias a su implantación:

18 de junio de 2020

Otras noticias

Nace Culturfungi, para combinar producción de setas y gestión forestal

Se ha presentado en San Martín de la Virgen del Moncayo, en la comarca zaragozana de Tarazona y el Moncayo, el proyecto de cooperación Culturfungi, que lleva por título “Cultivo sostenible tecnológico de hongos sobre sustratos micoselvícolas y desarrollo de modelos de valorización con impacto social”. El objetivo es “promover el cultivo sostenible y ecológico de setas y hongos en Aragón sobre sustratos micoselvícolas disponibles, tanto en espacios naturales forestales como en invernadero”.

El proyecto tiene una duración de cuatro años (hasta 2024) y su presupuesto es de 150.000 euros. Se van a llevar a cabo actividades en el Parque Micológico de Albarracín, en el Moncayo, y en la Peña Oroel. Con su puesta en marcha se contribuirá a “mejorar la gestión de las explotaciones forestales desde un punto de vista ambiental y económico, promoviendo un modelo de gestión forestal multifuncional, que integre el recurso micológico y se oriente a la producción de setas y a la conservación de la diversidad micológica y de sus funciones ecológicas”.

También se trabajará para “mejorar el aprovechamiento de los recursos forestales de Aragón y la abundancia y diversidad de sistemas productores de hongos silvestres de interés socioeconómico, nutricional y medicinal”; y se promoverá la “producción ecológica de hongos con valor añadido y sus productos transformados en Aragón, y su comercialización”.

Además, “se ofrecerá a la cadena de producción agroalimentaria una nueva fuente de proteína saludable, cuya producción generará un bajo impacto ambiental”. Con el proyecto se pretende “desarrollar modelos de desarrollo rural sostenibles, con impacto social y medioambiental”, y ofrecerá “una alternativa de producción en los entornos rurales que permita tanto mejorar las rentas agrarias de los agricultores como ofrecer alternativas de emprendimiento que fijen población”.

En Culturfungi se va a “innovar en el cultivo de hongos en granja en Aragón, a través de la incorporación de nuevas especies de hongo con valor añadido, y en el desarrollo y consolidación de una estrategia regional de gestión del recurso micológico”. El proyecto también va a facilitar la inserción laboral de colectivos con dificultades especiales.

El proyecto está coordinado por el Centro Especial de Empleo Gardeniers de ATADES, y financiado por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER) y el Gobierno de Aragón. El grupo de cooperación está formado por ocho miembros, de los cuales tres son beneficiarios: el Centro Especial de Empleo Gardeniers de ATADES, QILEX Consultora Forestal y la Sociedad Cooperativa Agraria San Atilano. El proyecto cuenta con dos centros de investigación: Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA) y Universidad de Zaragoza (UNIZAR). Y hay tres entidades asociadas: Grupo ASOMO, Ayuntamiento de Tarazona y Ayuntamiento de Jaca. Además, apoyan el proyecto la Fundación Solidaridad Carrefour y el Ayuntamiento de San Martín de Vera del Moncayo.

26 de octubre de 2021 |
Ir a Arriba