Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

viernes, 3 de febrero de 2023

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

viernes, 3 de febrero de 2023

Informe de situación de los cultivos extensivos en Aragón

La Red Fitosanitaria de Aragón presenta un nuevo informe sobre el estado fenológico de los cultivos extensivos, centrándose en maíz, girasol, arroz y alfalfa. Hace referencia a las plagas y malas hierbas que se han observado.

La mayor parte de zonas maiceras de Aragón presentan un estado fenológico de este cultivo de más de cinco nudos. La única plaga que se ha observado es Heliothis, con mayor incidencia en Cinco Villas que en Los Monegros. Y hay una tendencia a la baja en malas hierbas, con casos de digitaria, cañota, cenizo y soja borde.

Ha comenzado el ahijamiento en el caso del arroz. La mayor parte de las parcelas de seguimiento presentan de dos a cuatro hijuelos. Sigue habiendo chilo, con mayor incidencia en Los Monegros-Bajo Cinca que en Cinco Villas.

El cultivo del girasol tiene ocho hojas desplegadas. Hay ausencia de plagas y de malas hierbas. Sí hay una parcela de Teruel con presencia de bledo, cenizo, cachurros, cardos, capitanas y vallico.

El tercer corte de alfalfa ya se ha realizado. La mayoría de zonas con este cultivo están a punto de alcanzar el cuarto corte. El pulgón es la plaga que se observa en parcelas del Somontano de Barbastro, Ribera del Ebro y Los Monegros.

Las malas hierbas en alfalfa van del 1 al 70 por ciento, sin haber relación entre el grado de infestación y la edad del cultivo. La Franja es la zona con menos incidencia (raigrás); Huesca norte es donde más malas hierbas hay (raigrás, lengua de vaca, trébol blanco,…); y en Cinco Villas hay raigrás, lengua de vaca y diente de león.

8 de julio de 2021

Otras noticias

Un estudio confirma que las raíces de los olivos facilitan que estos árboles enfermen de verticilosis

Ya se intuía que las raíces de los olivos segregaban unas sustancias denominadas exudados, las cuales favorecían la infección por el hongo Verticillium dahliae, que provoca la verticilosis, enfermedad que supone la marchitez y muerte del olivo. Un estudio realizado por la Universidad de Córdoba ha confirmado este hecho. Se ha desarrollado por primera vez un método eficaz de análisis in vitro en el que se ha probado cómo los exudados de las raíces de olivo inducen la germinación de los microesclerocios del hongo y, por tanto, están implicados en la infección y el desarrollo de la verticilosis.

Además de demostrar dicho efecto, el equipo investigador, formado por Ana López, Antonio Rafael Sánchez, Antonio Trapero y Carlos Agustí, también ha estudiado cómo influye la variedad de olivo (genotipo) en el efecto de los exudados sobre Verticillium dahliae: “Los de la variedad más resistente (frantoio) no inducían significativamente la germinación de microesclerocios del hongo, mientras que los de las variedades más susceptibles (picual) sí lo hacían; la variedad arbequina es de susceptibilidad intermedia”.

Y se ha analizado cómo los agentes de control biológico que se aplican a las diferentes variedades de olivo pueden alterar la función de los exudados: “Se ha visto que en la variedad frantoio los exudados de plantas tratadas tampoco inducen ni reducen significativamente la germinación de las estructuras de resistencias del patógeno, mientras que los exudados de plantas tratadas de picual o arbequina reducen significativamente la viabilidad de estas estructuras; de esta forma, los resultados sugieren que los agentes de biocontrol pueden modular el efecto de los exudados, disminuyendo la capacidad infectiva del patógeno en variedades susceptibles”.

2 de febrero de 2023 |
Ir a Arriba