Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

lunes, 23 de mayo de 2022

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

lunes, 23 de mayo de 2022

El proyecto europeo Diverfarming ha estado trabajando durante tres años en el estudio de los viñedos de la región alemana del Mosel y cómo se puede luchar contra el cambio climático. Las vides han comenzado a compartir suelo con hierbas aromáticas (tomillo y orégano). Se ha observado un incremento en la calidad de los vinos.

Se trata de una zona muy visitada por turistas de Bélgica, Luxemburgo y Países Bajos, que acuden allí en busca de montaña y vino.

Es una región que sufre dos problemas: La falta de relevo generacional y la subida de las temperaturas, provocada por el cambio climático. Hay preocupación en la zona porque se ve en peligro la producción vinícola.

Diverfarming inició en 2018 la diversificación vegetal de un viñedo ecológico de alta pendiente, alta pedregosidad (hasta un 70 por ciento) y problemas de erosión del suelo.

Un equipo de investigadores introdujo hierbas aromáticas (tomillo y orégano) bajo las viñas de la empresa vitivinícola Weingut Dr. Frey, con el objetivo de reducir la erosión del suelo, aumentar su fertilidad y mitigar las emisiones de gases de efecto invernadero.

Como conclusiones se indica que no se han generado efectos negativos en la producción del vino, y que un cambio en las características minerales del suelo puede generar un aumento de la calidad del vino.

El estudio se ha fijado en eventos extremos climáticos, ocurridos desde 2018. En ese año hubo tormentas en las que en una hora se produjo el mismo volumen de lluvia que se suele producir en un mes en la zona. Por el contrario, 2019 y 2020 fueron récord en altas temperaturas y sequía.

12 de febrero de 2021

Otras noticias

Aumenta la superficie dedicada a la almendra en España pero se reduce la producción en esta campaña

La Mesa Nacional de Frutos Secos, compuesta por ASAJA, UPA, COAG, Cooperativas Agro-alimentarias de España y Asociación Española de Organizaciones de Productores de Frutos Secos (AEOFRUSE), realiza una primera estimación de producción de almendra para esta campaña. Prevé casi sesenta y dos mil toneladas de almendra grano. Es un veintinueve por ciento menos que hace un año, como consecuencia de las heladas, sequía y enfermedades fúngicas, según zonas. Las nuevas superficies productivas no han compensado la reducción en el rendimiento. España dedica al cultivo de la almendra más de quinientas veinte mil hectáreas. En el último año han entrado en producción casi treinta y nueve mil hectáreas. Los datos referidos a Aragón son los siguientes: hay una previsión de cosecha de casi cuatro mil ochocientas toneladas (un cincuenta y cuatro por ciento inferior) y la superficie dedicada a este cultivo es de sesenta y ocho mil hectáreas (un dos por ciento superior).

20 de mayo de 2022 |
Ir a Arriba